Lavandería
Un cliente se dispone a lavar su ropa en una lavandería autoservicio. Jorge París

Los trabajadores de la lavandería central de hospitales, ubicada en Mejorada del Campo, han retomado este miércoles las labores de producción, paralizadas desde este martes por la tarde a las 17 horas, pero "lentamente", por lo que Flisa, la empresa que a partir del 1 de diciembre se encargará de la gestión, ha empezado a recoger la ropa en hospitales.

Los empleados del turno de tarde decidieron este martes paralizar la maquinaria poco antes de las 17.00 horas después de que algunos de ellos mantuvieran las primeras entrevistas con los responsables de Flisa, que dentro de diez días serán los encargados de la lavandería de los hospitales.

En dichos encuentros, según ha explicado el responsable de salud y servicios sociosanitarios de la Federación de Servicios Públicos de UGT Madrid, Ignacio Hernández, la empresa ofreció a los trabajadores el mantenimiento de su puesto de trabajo pero con una rebaja salarial de hasta el 46 por ciento.

Los empleados de la lavandería pasarán de cobrar 1.100 a 660 euros al mesY es que ahora un empleado puede estar cobrando una media de 1.100 euros (el salario de un celador) y la empresa, según ha explicado Hernández, les está ofreciendo hasta 660 euros en función del cargo que ocupan. "No se puede vivir con este sueldo", ha lamentado el portavoz de UGT.

Después de que a los empleados de tarde, se le fueran sumando los de otros turnos y se llegaran a juntar a las 21 horas cerca de 150 trabajadores, unos 80 han pasado la noche en el centro y mantienen el conflicto "abierto" a la espera de encontrar una solución con el gerente de la empresa.

Salarios del convenio colectivo

Fuentes del Gobierno regional han explicado que Flisa lava la ropa desde hace años en distintos hospitales madrileños y que en todos ellos los salarios son los del convenio colectivo --dicho convenio recoge en la tabla de salarios una media de 662 euros a excepción del encargado general, que le sube a 672 euros--.

Así es el caso del Hospital Ramón y Cajal, donde están desde 2010; o el de Móstoles, donde trabajan desde 2007. La lista se completa con el Hospital de El Escorial, donde están desde 2010; el de Cruz Roja, desde 2010; en la Fundación Alcorcón, desde 1999, y en el Puerta de Hierro y el Infanta Sofía, desde 2008. También trabajan en Andalucía en el Macarena y en el Clínico.

Además, desde Sanidad han explicado que tal y como se acordó con los agentes sociales, la Comunidad de Madrid exigió a las empresas concesionarias que fueran a asumir el servicio centralizado de lavandería hospitalaria que tenían que hacerse cargo y, por consiguiente, contratar a los 207 trabajadores interinos y eventuales que, de otro modo, se hubieran ido al desempleo, puesto que no eran personal fijo de la Administración.

Flisa se comprometió a lavar toda la ropa que no realicen los trabajadoresA los 123 trabajadores fijos se les dio la posibilidad de que se quedaran en sus puestos con la nueva empresa con una excedencia o su traslado a otros centros del Servicio Madrileño de Salud. Sanidad insiste en que la empresa va aplicar a los trabajadores el mismo convenio colectivo acordado con los sindicatos del sector que tienen los trabajadores de la lavandería de Madrid.

Desde ayer por la tarde, cuando la Consejería de Sanidad tuvo conocimiento del conflicto laboral de estos trabajadores, el consejero del ramo, Javier Fernández-Lasquetty, se puso en contacto con la empresa que ha resultado adjudicataria del nuevo contrato de lavandería, filial de la ONCE, y que se comprometió a lavar toda la ropa de los hospitales que no realicen los trabajadores.

Los pacientes no lo van a notar

De este modo, aunque durante la mañana del miércoles retomaron las labores de limpieza, desde Sanidad han confirmado que se ha hecho a un ritmo "lento" y Flisa ya está pasando por los hospitales para recoger la ropa y hacerse cargo. Aseguran que los pacientes no lo van a notar.

El Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid aprobó hace unas semanas destinar 45,9 millones de euros al servicio de lavandería de 19 hospitales del Servicio Madrileño de Salud durante cuatro años, lo que supondrá, según sus cálculos, un ahorro de 36 millones de euros.

El concurso del contrato externalizado y centralizado se desarrolló por procedimiento abierto y tomando en cuenta criterios como el precio, el proyecto técnico, el plan de inversiones, el de contingencia y el protocolo de transición. La entidad adjudicataria fue la UTE Fundosa Lavanderías Industriales-Lavandería Industrial Laundry Center.

Consulta aquí más noticias de Madrid.