Declara ante el juez
Santiago Mainar, durante una entrevista antes de ser detenido. (Efe)
Santiago Mainar, único detenido como implicado en el crimen del alcalde de Fago (Huesca), Miguel Grima, prestó declaración durante la tarde de ayer en el Juzgado de Instrucción número 2 de Jaca (Huesca).

A su llegada a los juzgados, el abogado defensor, Javier Notivoli, explicó que Mainar estaba «tranquilo» antes de comenzar a declarar y que «aparentemente está en plenas facultades físicas y psíquicas», pero precisó que los peritos forenses son quienes deberán determinarlo previamente.

El guarda forestal y ganadero fue detenido el pasado viernes, ante la sorpresa de los vecinos del pueblo. Un día más tarde, el sábado, el propio Mainar se declaró culpable del asesinato del alcalde Fago ante la Guardia Civil, que buscó durante todo el día la escopeta con la que se realizó un disparo de postas contra el pecho a Miguel Grima, cuyo cadáver fue encontrado en un barranco el día 13 de enero. Aunque declaró que cometió el crimen solo, las Fuerzas de Seguridad no descartan la posible participación de alguna otra persona en los hechos.

Los «indicios biológicos» hallados en el coche de la víctima apuntan a Mainar, que tenía numerosos pleitos abiertos con Grima. Además, dio positivo en la prueba de parafina, ya que se encontraron restos de pólvora en las manos del sospechoso horas después de que se cometiera el crimen.