Miles de madrileños sin dinero tardan un año en recibir la Renta Mínima de Inserción

  • La Red Madrileña de Lucha contra la Pobreza (EAPN) denuncia que la Comunidad cuadruplica el límite legal para conceder la Renta Mínima, establecido en tres meses.
  • La Consejería de Asuntos Sociales reconoce la tardanza y lo justifica con el aumento de solicitudes y la llegada de peticiones con documentación incompleta.
  • El año que viene, la Comunidad espera recibir 14.000 solicitudes nuevas, pero solo se incrementará la ayuda a 1.000 familias más.
  • Las personas que piden esta ayuda (de 375 a 532 euros) la necesitan con urgencia. "Es intolerable hacerles esperar", lamenta el Colegio de Trabajadores Sociales.
Vicente Ramón, sufrió el retraso en la concesión de la Renta Mínima: "Necesitaba esa ayuda para sobrevivir".
Vicente Ramón, sufrió el retraso en la concesión de la Renta Mínima: "Necesitaba esa ayuda para sobrevivir".
JORGE PARÍS

Necesitan una ayuda con urgencia, pero todo son problemas para conseguirla. Miles de madrileños sin recursos están sufriendo retrasos de un año de media en recibir la Renta Mínima de Inserción (RMI), la ayuda económica que presta la Comunidad de Madrid a las familias sin ingresos. Esta tardanza (denunciada por la Red Madrileña de Lucha contra la Pobreza-EAPN y reconocida por la Consejería de Asuntos Sociales) deja a los afectados en una situación de extrema necesidad. Debido a la falta de dinero, se ven obligados a acudir a sus conocidos o a las ONG sociales para subsistir. Además, con estos retrasos, el Ejecutivo regional incumple la Ley de Renta Mínima de Inserción, que obliga a resolver las solicitudes en un plazo máximo de tres meses. Actualmente, 19.000 familias madrileñas cobran esta ayuda, que oscila entre los 375 y los 532 euros mensuales. El Ejecutivo regional prevé que en 2014 la soliciten otras 14.000 unidades familiares nuevas.

"Las familias que piden la RMI están en una situación de carencia material brutal. Están esperando ese dinero de forma urgente porque es necesario para su subsistencia", apunta Gabriela Jorquera, coordinadora técnica de EAPN-Madrid. "Pero la Comunidad está tardando alrededor de un año de media en conceder esa renta. Incluso hay casos en los que se ha retrasado 18 meses", añade Jorquera. Mientras, estas personas sufren cortes de luz por no poder pagar la electricidad, acumulan deudas con sus caseros al no tener dinero para el alquiler y tienen que acudir a comedores sociales y roperos para cubrir sus necesidades básicas, según relatan los afectados.

Los trabajadores sociales, que se encargan de asesorar a las familias durante los trámites para solicitar la RMI, también conocen bien estas demoras: "Yo llevo un centenar de casos y con ninguno de ellos se han cumplido los límites normales establecidos", explica Ángel Maroto, técnico social y miembro del Foro Servsocial Madrid. "Es intolerable que una familia tenga que esperar un año por una Renta Mínima, el problema añadido es el sobreendeudamiento al que se ven sometidos para sobrevivir", lamenta Mar Ureña, vicedecana del Colegio de Trabajadores Sociales.

"Todas las peticiones se revisan exhaustivamente"

La Comunidad admite que existe un atasco en la resolución de las peticiones y lo achaca al aumento de solicitudes (que se deben "revisar exhaustivamente") y a la llegada de expedientes con documentación incompleta: "Como generalmente el expediente nos llega incompleto, [la tramitación] se retrasa debido a todos los requerimientos que se tienen que realizar para valorar si tienen los requisitos legalmente establecidos", según fuentes de la Consejería de Asuntos Sociales. En definitiva, según la versión oficial, "solo el 10% de las solicitudes están correctamente cumplimentadas, lo que retrasa la percepción".

Según el artículo 20.3 de la Ley de Renta Mínima, "en el plazo máximo de tres meses desde la fecha de entrada del expediente en la consejería, el órgano competente dictará resolución de de concesión o denegación". Este límite se supera ampliamente, aunque la Comunidad se agarra a una cláusula de dicha ley que dicta: "Este plazo quedará interrumpido cuando el procedimiento se paralice por causa imputable al solicitante".

Las cifras reflejadas en los Presupuestos regionales dan una idea de la avalancha de solicitudes que se están recibiendo y del colapso burocrático para su concesión. Según el programa presupuestario de Lucha contra la Exclusión Social, este año se han beneficiado de esta subvención 19.000 familias y el año que viene el Ejecutivo regional espera recibir 14.000 peticiones nuevas. Sin embargo, de todas esas solicitudes nuevas solo prevé concedérsela a 1.000 hogares más (en total, la previsión es beneficiar a 20.000 personas en 2014). La Consejería de Asuntos Sociales alega que, en realidad, "no todos los que solicitan la prestación tienen derecho a ella". De hecho, aseguran que este año "se ha detectado un 14% de perceptores irregulares; se persigue el fraude para que las personas que lo necesitan de verdad puedan percibir la renta".

"Piden documentos absurdos para dilatar el proceso"

En cambio, los expertos en asistencia social consideran que detrás de este retraso hay una "estrategia para dilatar los procesos y así conseguir que la gente se canse y desista de pedir la prestación", sospecha Maroto. Entre los casos que él lleva se ha encontrado con "situaciones absurdas, como retrasar el expediente por tener una cuenta bancaria a cero en otra comunidad autónoma, pedir declaraciones de la renta de muchos años atrás, o pedir los mismos documentos en diferentes versiones". Otros técnicos sociales creen que es "un problema de voluntad política; si dicen que hay un atasco y tienen que ver muchos expedientes, lo pueden solucionar ampliando el personal y el presupuesto", añade Jorquera. La Comunidad incrementará un 3,5% el dinero para la RMI en 2014 (hasta los 85 millones de euros), según defienden fuentes de la consejería.

Vicente Ramón, 55 años: "Viví durante meses sin nada, mientras miraban con lupa mi solicitud de la RMI"

Vicente tenía una vida normalizada de clase media. Este madrileño tiene un nivel cultural alto, vivía en la calle Mayor y se dedicaba a la compraventa de antigüedades. "Pero por una mala gestión me quedé sin dinero. No pude pagar el alquiler y me vi en la calle. Dormí durante diez días a la intemperie y acabe en un albergue. No entendía nada, esto no me podía estar pasando a mí", recuerda este hombre mientras pasea por los alrededores de El Prado, el lugar al que acude habitualmente. "Para mí la cultura es una vía de escape de los problemas. Ir al museo, al teatro, leer... me ayuda a sentirme activo". Al perder todos sus ingresos, Vicente necesitó solicitar la Renta Mínima de Inserción "para tener algo con lo que sobrevivir".

Pero el camino para conseguir la ayuda fue duro: "Me pedían documentos de todo tipo. Incluso me la querían denegar por una donación de 25 € que hice al Museo del Prado dos años antes. Pensarían que una persona que va al museo no puede estar necesitada. Esto me hizo pensar que están mirando todo con lupa para ahorrar dinero. Se agarran a cualquier cosa para complicarlo y que la gente desista. Durante los meses de espera, viví sin nada, pidiendo ayuda a amigos y mi situación de urgencia iba cada vez a peor. La Comunidad no te concede la ayuda, pero tienes que seguir pagando las deudas a los bancos, necesitas dinero para comer, para vestirte... Y yo tenía la suerte de que no tenía ataduras familiares: conocí a una mujer que tenía hijos y tardaron 18 meses en darle la RMI".

Durante el tiempo que estuvo a la espera, Vicente luchó para no dejarse llevar por la apatía: "No soy una persona derrotista, pero en estas situaciones tienes que tener mucha fuerza de voluntad para no caer en la tentación de dejarte. Lo importante es sentirte una persona válida", apunta Vicente, que además comparte sus impresiones en el blog de la Asociación Realidades. Ahora empieza a retomar el hilo de su vida: "Tengo un puesto de bibliotecario en el centro social donde me alojo, acabo de empezar a cobrar la RMI y solo me falta encontrar un trabajo para poder salir por mis propios medios de esto. Conseguiré salir adelante".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento