Mammuthus primigenius
Captura de pantalla de la digitalización en 3D del esqueleto de un mamut recuperado en Alaska en 1952 Smithsonian Institution

A la realidad de por sí cercana a la desmesura del Instituto Smithsonian, el mayor complejo museístico del mundo —19 museos propios en Washington D.C. (EE UU) y 168 centros afiliados, 30 millones de visitantes anuales y 137 millones de objetos en sus colecciones—, se suma ahora la iniciativa pionera del lanzamiento de una web exclusivamente dedicada a permitir a los visitantes online la contemplación de piezas en tres dimensiones que pueden bajarse y materializarse a domicilio con los cada vez más baratos equipos caseros de impresión 3D.

Smithsonian X 3D, el nuevo site del museo, ya es accesible. Aunque está en fase beta, alberga más de una veintena de objetos que el visitante puede rotar, girar el objeto, verlo en cortes, modificar y colorear la iluminación, hacer zoom y descargar los datos para imprimirlo en casa. La programación de la página está basada en WebGL, una tecnología que permite mostrar gráficos en 3D en páginas web sin necesidad de complementos (plug-ins) añadidos.

Una orquidea, un fósil de ballena, un mamut...

Entre los objetos que ya están alojados en la nueva web están el primer aeroplano de los hermanos Wright, el traje de vuelo de la mítica aviadora feminista Amelia Earhart, un par de máscaras faciales de Abraham Lincoln, una orquídea de Ecuador, un fósil de ballena, el esqueleto de un mamut, o una silla diseñada por el italiano Pergolesi a principios del siglo XVIII.

El 65% del presupuesto de los museos procede de fondos públicos La idea es acercar el museo a los usuarios lejanos y a los educadores y alumnos para redefinir la relación con el público y hacerla más interactiva. Hasta ahora, el Smithsonian ha destinado unos 350.000 dólares anuales para la digitalización en 3D, pero el museo, financiado fundamentalmente por fondos públicos (el 65% de los 775 millones de dólares del presupuesto anual, completando el resto con aportaciones privadas y de socios), quiere inyectar 15 millones de dólares al proyecto de 3D.

Traslado a Washington

Las instalaciones están ahora ubicadas en un laboratorio de Maryland, pero la idea es que tengan la sede permanente y abierta al público en el llamado Bulevar de los Museos de la capital de los EE UU.

Digitalizarlo todo trabajado sin parar nos llevaría 260 años La tarea de digitalizar los 137 millones de objetos, obras de arte y especímenes que alberganb los 19 museos es prácticamente imposible, reconoce Günter Waibel, director del proyecto: "Digitalizar la colección completa a una media de un objeto por minuto y trabajando las 24 horas del día y los siete días de la semana nos llevaría unos 260 años".

El museo ha decidido priorizar la digitalización del diez por ciento del material, lo cual sería un objetivo suficientemente ambicioso teniendo en cuenta que sólo el uno por ciento de los fondos está expuesto físicamente al público, mientras que el resto permanece almacenado.