La Guardia Civil y la Policía Nacional han detenido a seis jóvenes en los puertos de Melilla y Motril con droga escondidas bajo en las suelas de los zapatos que calzaban y bajo la ropa que vestían, según ha informado este lunes a Europa Press un portavoz de la Comandancia de la Guardia Civil en Melilla. Su estrategia para pasar desapercibidos era camuflarse entre otros muchos jóvenes que utilizan los buques los viernes para trasladarse a la península.

El servicio se ha llevado a cabo el viernes 15 de noviembre en la Estación Marítima del puerto de Melilla durante el control selectivo de los pasajeros. El Cuerpo Nacional de Policía, antes del control aduanero/fiscal, localizó a dos mujeres jóvenes que mostraron cierto nerviosismo en su comportamiento e infundieron sospechas a los agentes actuantes, lo que conllevó al registro corporal y del equipaje en un lugar habilitado al efecto, localizándose a ambas droga "bajo la ropa que vestían", lo que se conoce en el argot como "enfajadas".

De igual forma, al realizar el control selectivo fiscal la Guardia Civil descubrieron a otros dos jóvenes que infundieron sospechas a los agentes del Resguardo, que apreciaron cierta anomalía en la forma de andar de los mismos, lo que les hizo recelar e infundir sospechas, conllevando al registro en lugar habilitado donde se les localizó igualmente droga "en el interior de las zapatillas de deporte que calzaban".

Al constatarse por parte de los Cuerpos de Seguridad del Estado la localización de cuatro personas jóvenes que pretendían acceder al buque con droga por los mismos procedimientos, dieron aviso a los servicios operativos del Puerto de Motril, para que prestaran atención a este colectivo, que viajaba en butacas y sin vehículos.

El portavoz destacó que la comunicación girada y el dispositivo de vigilancia establecido en el puerto granadino dieron como resultado la localización por parte de la Guardia Civil de otros dos jóvenes varones a los que se les localizó droga "en el interior del calzado que vestían".

El tipo de droga intervenida a todos los jóvenes es del tipo "hachís" y la cantidad que portaban "un kilogramo" cada uno de ellos. Los detenidos, son todos ellos de nacionalidad española, naturales y vecinos de Melilla, que han pasado a disposición judicial como supuestos autores de un delito contra la salud públicos.

Dos de ellos son mujeres de 19 años de edad y los otros cuatro, varones, tres con edades entre los 27 y los 19 años y un cuarto, menor de tan solo 16 años, detenido en Melilla, que pasa a disposición del Ministerio Fiscal.

El portavoz de la Guardia Civil ha manifestado que se presupone que la estrategia a seguir por parte de estos jóvenes para pasar desapercibidos, "era el de camuflarse entre otros muchos que utilizan los buques los viernes para trasladarse a la península, siendo éste el día que más pasajeros mueve de este colectivo".

Consulta aquí más noticias de Melilla.