La Xunta Pola Defensa de la Llingua Asturiana (XDLA) ha denunciado esta lunes que la Administración autonómica sigue sin usar en muchos casos en sus documentos oficiales así como en su página web los topónimos tradicionales oficializados. Ejemplos como Xinestosu o Les Arriondes siguen a apareciendo como Genestoso y Arriondas, denuncia el colectivo.

En una nota prensa, la Xunta critica que durante el Gobierno de Foro Asturias solo se oficializó la toponimia de un concejo, y con el actual, de Javier Fernández, no se ha oficializado ninguno, "cuando se sabe de casos como Santu Adrianu, que han pasado por todas las fases administrativas y llevan aguardando años a que se oficialice la toponimia en la Administración. Otros concejos tienen también en marcha el proceso desde hace años, por el que no nos explicamos por qué no se aprueban de una vez".

Pero además señala que no se respeta "la utilización a la que está obligada la Administración asturiana". "Porque cuando se publica el decreto en el BOPA, los topónimos nuevos pasan a tener consideración de oficiales y sustituyen a los anteriores. Si es entendible que puedan tardar en renovarse los letreros de carretera, no hay ninguna explicación _no siendo el desinterés o, a veces, la actitud beligerante contra nuestro idioma_ de que no un se usen de modo inmediato en las cartas y documentos oficiales del Alministracion asturiana", critica la formación.

"El propio boletín sigue sin usar topónimos oficializados en él y lo mismo se puede decir de las consejerías asturianas, que siguen usando en sus comunicaciones, documentación, anuncios, etc., formas que no respeten legalidad", señala la nota prensa. Así, apunta que en el mismo portal del Gobierno asturiano "puede comprobarse en cualquiera de su secciones que la toponimia oficial no cuenta para ellos. En la web, por poner algún caso, podemos encontrar información sobre la concentración parcelaria en "Gestoso" (Villanueva de Oscos), un topónimo oficializado como Xestoso desde el 2010. O sobre actividades de piragüismo en "Arriondas", un topónimo oficializado como Les Arriondes desde el 2010". "O sobre la calidad del agua en la playa de "Lastres", un topónimo oficializado como Llastres en 2006", añade la nota.

"Más aberrante es que la propia Consejería de Educación y Cultura, a la que pertenece el Servicio de Política Lingüística y de la que depende la Xunta Asesora de Toponimia, no use lo que ella misma promueve", comenta la Xunta.

"Si un marco de oficialidad para el asturiano iba a garantizar que no diera el brazo a torcer esta burla sistemática a las propias normas que dicta el Gobierno en materia toponímica, no quita para que reclamemos que se respete lo que se tiende adelantado legalmente en esa recuperación", avisa la organización.

Consulta aquí más noticias de Asturias.