La Policía Local de Teruel ha acordonado la zona de confluencia de las calles Bajo Los Arcos y Valparaíso por un pequeño desprendimiento de tierra y piedras, ocurrido sobre las 17.30 horas.

La caída de material ha tenido lugar en el inicio de la calle Valparaíso desde una altura aproximada de cuatro metros, que proviene de la cara norte de la ladera que delimita el Centro Histórico en esa zona, "cuya causa más probable es la acción conjunta de la nieve, deshielo y lluvia", ha informado el Ayuntamiento de Teruel en un comunicado.

Desde la Gerencia de Urbanismo se ha indicado a la Policía Local que tomara la medida preventiva de acordonar la zona y colocar vallas para limitar el tráfico a un único sentido de circulación de vehículos en la calle Los Arcos y también el paso de peatones hasta que se proceda a eliminar el riesgo de desprendimientos.

Consulta aquí más noticias de Teruel.