La Asociación de Madres y Padres (AMPA) 'La Espartera' del Colegio de Educación Infantil y Primaria Elena Martín Vivaldi de Granada capital ha convocado una concentración a las 9,00 horas de este martes en protesta por la falta de calefacción en el centro y barajan la posible suspensión de las clases.

El AMPA explica que el colegio, inaugurado en septiembre del año pasado, sigue sin estar recepcionado por el Ayuntamiento de Granada, que lo justifica en la existencia de "numerosos fallos técnicos que tiene el centro", mientras que los técnicos de la Delegación Provincial de Educación lo niegan diciendo que los defectos a los que alude el Consistorio son "excusas".

Mientras tanto, censura la asociación de padres, el alumnado sufre diversas carencias, como la ausencia de calefacción, cortes de luz el pasado verano o la desatención de los jardines del colegio.

Ante esta situación, el Ayuntamiento de Granada ha remitido un escrito a la Delegación Provincial de Educación, el Ente Público de Infraestructuras y Servicios Educativos, a la dirección del centro y a la asociación de padres en el que señala que el centro entró en funcionamiento "sin disponer de la licencia de primera ocupación" y sin haber recepcionado el Consistorio las instalaciones con las que cuenta.

El documento expone además que durante el primer año de funcionamiento del colegio, el sistema de calefacción ha sido mantenido por el ISE, "conocedor de las deficiencias del sistema".

Además, acusa a este ente de no solucionar los problemas que comprometen el funcionamiento de la instalación, lo que provocó el año pasado "numerosos cortes en el suministro calórico" y, de hecho, considera que continuar con el sistema de calefacción en las actuales condiciones puede suponer "un riesgo para las personas y los bienes".

No obstante, se muestra dispuesto a suministrar el combustible de biomasa siempre y cuando el ISE sea el responsable del funcionamiento de la caldera hasta que sea corregidos sus "defectos" y se responsabilice por escrito de cualquier incidencia que pueda suponer un riesgo para las personas o los bienes del centro.

El Ayuntamiento defiende que es el responsable de las 35 instalaciones de calefacción de los colegios públicos de la ciudad que, según añade, están "funcionando correctamente, a excepción del Colegio Elena Martín Vivaldi".

Delegación de educación

Por su parte, y ante las quejas de la citada asociación de padres, la delegada territorial de Educación, Cultura y Deporte de la Junta en Granada, Ana Gámez, ha informado en un comunicado de que la instalación de calefacción del centro cuenta con todas las licencias de autorización y funcionamiento necesarias para este tipo de calderas.

Además, ha indicado que el llenado del depósito y funcionamiento de la caldera es una competencia municipal, de acuerdo a la normativa vigente, siendo el Ayuntamiento de Granada el responsable de su explotación. También ha negado que la caldera tenga deficiencias técnicas, según indican desde el consistorio granadino, aludiendo a los informes técnicos existentes al respecto.

En este sentido, la delegada territorial ha detallado que "la instalación de calefacción puede ponerse en marcha al igual que se puso el año pasado", a la vez que ha indicado que dicha instalación "está legalizada en la Delegación de Industria, posee Licencia de Utilización y cumple todas las normativas, documentación y certificados técnicos encontrándose en perfecto estado".

Para la delegada territorial "no es comprensible la posición del Ayuntamiento ante una instalación que ha funcionado durante todo el curso pasado con normalidad", además de "no entender por qué no se presta el servicio de calefacción" al igual que ya se hace con el resto de servicios como el de electricidad, agua o limpieza.

El colegio

Educación expone que el Colegio Elena Martín Vivaldi de Granada, un centro de nueva construcción en la zona del Parque Almunia de la capital granadina, obtuvo el acta de recepción de obra en agosto de 2012, iniciando actividad docente en el mismo durante todo el curso 2012/2013, incluido el servicio de comedor, "con total normalidad durante todo el curso".

En septiembre del año de puesta en funcionamiento, la Administración Educativa comenzó el proceso de obtención de la licencia de primera utilización de la edificación ante el Ayuntamiento de Granada, el cual mostró su negativa a hacerse cargo de los servicios de electricidad, agua y calefacción por la falta de la mencionada licencia.

Ante esta situación, la Consejería de Educación, a través de la empresa constructora, asumió en este primer año de funcionamiento la prestación de dichos servicios. No obstante, sí que se prestaron desde el Ayuntamiento de Granada otros, como es el caso de la limpieza o el personal de conserjería, además de otras actuaciones en las zonas ajardinadas.

Según precisan desde el Gobierno andaluz, el 23 de junio de 2013 el Ayuntamiento de Granada remitió el acta de primera utilización, por lo que en ese momento se cancelaron los suministros de agua y electricidad de obra y pasaron a ser contratados por el Ayuntamiento de Granada, que desde el mes de septiembre de 2013 los viene prestando sin incidencias, con excepción del de calefacción.

Consulta aquí más noticias de Granada.