La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Milagros Marcos, ha explicado este lunes que el Programa Integral de Apoyo a las Familias en Riesgo de Desahucio atendió este año a 1.400 familias de Castilla y León, de las que 750 han visto terminar sus procesos.

Milagros Marcos ha firmado este lunes con el alcalde de Ávila, Miguel Ángel García Nieto, el segundo convenio de colaboración con ayuntamientos, después del de Salamanca. La consejera ha señalado que 452 de los 750 casos resueltos fueron "favorables, sin que fuera necesario llegar a la fase de interlocución".

Otros 191 casos concluyeron tras negociar con los bancos, de los que el 60 por ciento acabaron con el acuerdo de una dación en pago y el 40 por ciento restante con una reestructuración del préstamo hipotecario".

Marcos ha destacado la necesidad de que quien se encuentren en un caso de desahucio se pongan en contacto con el teléfono 012, donde recibirán atención personal en el plazo de una semana.

Tras recordar que el programa es parte de un procedimiento de las administraciones, ha señalado que fue el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, quien presentó el plan, que sirve de "modelo" a otras comunidades autónomas.

Aunque otras regiones afrontan estos problemas con medidas individuales, en el caso de Castilla y León se trata de afrontarlo "de forma integral" para ciudadano que lo demande.

Aunque la Junta firmó acuerdos con 15 entidades financieras en este programa, la interlocución se produce con cualquiera de ellas.

Consulta aquí más noticias de Ávila.