El zoo botánico Jungle Park, situado en el sur de Tenerife, ha recibido a tres machos de nutria asiática o de uñas cortas: Gail, Neil y Yeti, que llegaron el pasado 17 de octubre procedentes de otro zoológico de Jersey (Islas Británicas).

Según han podido constatar sus cuidadores, Gail, Neil y Yeti se encuentran en perfecto estado de salud y se alimentan con normalidad; son muy juguetonas y pasan la mayor parte del día nadando y buceando en una instalación dispuesta especialmente para ellas.

"Tras la llegada de las nutrias a Jungle Park, después de pasar el periodo de cuarentena, fueron reintroducidas con éxito en su nuevo recinto, al que se han adaptado rápidamente", ha añadido la responsable veterinaria del parque, Paula Fornas.

Las nutrias son pequeños carnívoros que acostumbran a vivir en los ríos, pantanos o lagos y están adaptadas a una dieta carnívora basada en peces y otros animales acuáticos. Cuentan con unos fuertes dientes con los que pueden romper los caparazones de los cangrejos, almejas, mejillones, y tienen además unas pequeñas garras que apenas les sobresalen al final de los dedos.

La principal amenaza de esta especie en la actualidad son los cazadores de nutrias y la destrucción de su hábitat, en especial la contaminación de ríos.

Su pelo es de color marrón e impermeable. La gestación dura normalmente unos dos meses. Las hembras paren de dos a seis crías por camada aunque lo más habitual es que sean dos o tres. Son amamantados durante dos o tres meses, y hasta entonces no se lanzan a nadar.

El director de Jungle Park, Ernesto Delgado, ha dicho sentirse "muy feliz" por poder contar con tres nuevos miembros en la familia del parque, con el aliciente de tratarse de una nueva especie entre las más de cien diferentes con las que ya cuenta el zoo.

"Estamos muy ilusionados con poder acercar a nuestros visitantes nuevas clases de animales con los que poder aprender más sobre el maravilloso mundo de la vida animal", comentó.