Netanyahu y Hollande
El presidente francés (Hollande) y el israeli (Netanyahu), este lunes en Jerusalén. EFE

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, se ofreció este lunes a ir a Ramala para "desbloquear el proceso de paz", con los palestinos, a la vez que invitó al presidente palestino, Mahmud Abbás, a visitar la 'Knesset' (parlamento). "Exhorto a Abás a desbloquear el proceso político", dijo Netanyahu, que instó al dirigente palestino a "venir al Parlamento para poner fin a todas las reclamaciones".  Seguidamente, el jefe del Ejecutivo israelí se declaró dispuesto a desplazarse a Ramala para tratar el histórico litigio entre ambos pueblos.

Instó a Abbás a reconocer "la verdad histórica" "He dicho en esta cámara varias veces que acepto la solución de dos estados para terminar el conflicto. No todos los diputados están de acuerdo conmigo, pero al menos en una cosa estamos todos de acuerdo: la paz verdadera es bidireccional", declaró.

En este sentido, instó a Abbás a reconocer "la verdad histórica" del vínculo "de casi cuatro mil años entre el pueblo judío y la tierra de Israel", una de las reclamaciones israelíes a los palestinos en las negociaciones de paz que comenzaron en julio.

"No se puede pedir a los judíos que reconozcan un Estado nacional palestino sin exigir a los palestinos que reconozcan el Estado nacional del pueblo judío", aseveró. Hollande llegó al Parlamento israelí después de haber visitado Ramala, donde expresó su más enérgica oposición a los asentamientos israelíes en territorio palestino ocupado porque "complican las negociaciones".