El grupo de gobierno del Cabildo de Lanzarote ha convocado para este martes una junta de portavoces para a continuación, con carácter extraordinario y urgente, celebrar una Comisión de Educación con el objetivo de poder sacar adelante las Ayudas de Emergencia Educativa, ya que este asunto quedó 'sobre la mesa' en el pleno extraordinario celebrado este lunes.

Y es que el hecho de que no se apruebe la asignación de estas ayudas "podría suponer que los 135 alumnos que han resultado beneficiarios se quedasen sin poder hacer frente al alto coste de sus estudios y, por tanto, tuvieran que abandonarlos".

Por ello, el equipo de gobierno ha activado "ya todos los mecanismos a su alcance" para que las ayudas cumplan "en tiempo y forma" el cometido para el que fueron destinadas para que los jóvenes que estudian fuera de la isla puedan afrontar el coste que esto conlleva sin tener que renunciar a su formación, según informó el Cabildo en nota de prensa.

En cuanto a la propuesta de la Consejería insular de Educación, y que llevó a pleno, consistía en dar carácter nominal a estas ayudas de emergencia educativa, asignándole a cada solicitante, tras superar una serie de requisitos y de ser evaluados en una entrevista personal por técnicos del Área de Bienestar Social, la ayuda. La cantidad para cada uno de los 135 beneficiarios de las ayudas, era de 1.000 euros.

Respecto a los aspectos que se han tenido en cuenta para ser beneficiario de la ayuda, además de la renta familiar, también consideraron otros aspectos determinantes como la carga familiar y otras circunstancias condicionantes del poder adquisitivo de las familias, así como la declaración IRPF de 2012 se han considerado datos como los ingresos económicos del núcleo familiar, entre otros.

Por su parte, el presidente del Cabildo, Pedro San Ginés, incidió en que "conviene aclarar a la opinión pública que todas las familias que han resultado beneficiarias de estas ayudas se encuentran en situación de emergencia social".

Consulta aquí más noticias de Las Palmas.