Los pit bull, clasificados dentro de las razas peligrosas.
Los pit bull, entre las razas peligrosas. Archivo

El propietario de los tres perros de raza pit bull que, según la autopsia, mataron a dentelladas a un hombre de 79 años en Pinos Puente (Granada), fue imputado por un delito de homicidio por imprudencia tras prestar declaración ante la Guardia Civil, según informaron fuentes de este cuerpo.

Sangre en las mandíbulas

Los perros pitbull, considerados dentro de las razas peligrosas, iban sueltos y no llevaban bozal

J.M.P. fue arrestado ayer y, tras declarar e imputársele la presunta comisión del delito, quedó en libertad hasta que sea citado por el juez, ya que "no existe riesgo de fuga", según dichas fuentes.

Según la Guardia Civil, las pruebas de ADN efectuadas a los canes demostraron que la sangre encontrada en sus mandíbulas corresponde a la de la víctima, E.M.L. de 79 años, que falleció a consecuencia de las heridas que le ocasionaron los tres perros de raza pit bull que, por ser considerados peligrosos, deben llevar bozal siempre que salen a la calle.

Enfrentados

Además, y según fuentes de la Policía Local de Pinos Puente, los perros se encontraban sueltos dentro de la finca en la que fueron intervenidos, que linda con la que apareció el cadáver y de la que está separada por una tela mecánica.

Las fuentes precisaron que cuando llegaron los agentes el propietario de los perros se negó a facilitar la entrada de la Guardia Civil en su vivienda y que, únicamente "tras varias negociaciones", accedió a que los animales pudieran ser decomisados.

El cadáver, que fue enterrado ayer en el cementerio de Pinos Puente, fue encontrado a última hora de la tarde del martes cuando varias personas que conocían a la víctima se extrañaron al ver el vehículo del fallecido, que no vivía allí, en la inmediaciones del cortijo.

Un familiar de la víctima, su familia y la del propietario de los perros estaban enfrentados desde hace tiempo por asuntos relacionados con los canes.