El secretario general de la Consejería de Economía y Hacienda, Miguel Ángel Blanes, ha afirmado que la nueva fase del Plan de Pagos a proveedores que se pone en marcha este lunes "supone una inyección directa de liquidez muy importante para las empresas de la Región, ya que estamos hablando de un estimulo del 1 por ciento del PIB, que permitirá el pago de 2.524 facturas".

En concreto, en esta fase se procederá al pago de más de 230 millones de euros destinados al denominado tercer sector. "Se trata del pago a las corporaciones locales, subvenciones y parte al sector farmacéutico", ha explicado Blanes.

De esta forma, quedaría pendiente un segundo tramo de 472 millones de euros previsto para final de año, principalmente destinado a educación, sanidad y dependencia y para el resto de acreedores de la Administración regional.

En este sentido, el secretario general destaca que "con estos dos últimos tramos del Plan de Pagos se va a inyectar en la economía regional, en los próximos meses, tres puntos del PIB, lo que supone un estímulo de liquidez importante en un momento en el que las empresas tienen gran dificultad para acceder a ella".

El Plan de Pago a Proveedores, junto con el FLA, son mecanismos de gran interés para las comunidades autónomas, según Blanes, "porque en estos momentos teníamos vetados los mercados, o a un coste no asumible, y las condiciones financieras del Ministerio están por debajo del 4 por ciento de interés a diez años, con dos años de carencia"

Blanes considera que "este Plan de Pagos va a permitir que la Comunidad liquide todas las deudas pendientes, hasta mediados de 2013, y así podremos enfocar el próximo año desde una perspectiva más sólida desde el punto de vista económico".

La Comunidad Autónoma de Murcia se ha acogido en 2013 a los mecanismos extraordinarios de financiación, puestos en marcha por el Estado para que las comunidades puedan hacer frente a sus compromisos de pago, como son el FLA y el Plan de Pago a Proveedores. Esto ha supuesto un total de 628 millones de euros procedentes del FLA, destinados a deuda financiera y otra parte destinada a la deuda comercial de la Comunidad.

Con estos mecanismos de financiación, el Estado ofrece a las comunidades la posibilidad de financiación a un interés más bajo del que ofrecen los mercados financieros, lo que supondría que la Comunidad Autónoma de Murcia se ahorre 16,7 millones anuales, lo que haría un total de 108,67 millones en los próximos diez años.

Consulta aquí más noticias de Murcia.