El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, ha apuntado este lunes a "la necesidad de ir terminando tajos, obras bajo tierra y sobre tierra" del metro de la capital, al señalar que "hay muchas zonas de la ciudad que siguen muy afectadas visualmente y estéticamente", poniendo como ejemplo la de Barriguilla.

En este sentido, ha explicado que "la financiación retomada por parte de la concesionaria en relación con los créditos del Banco Europeo de Inversiones (BEI)", asunto "despejado" en el acuerdo de la pasada semana entre el Ayuntamiento y la Junta de Andalucía, "debe dar pie también a que se atiendan estas necesidades, que son lógicas".

"Y espero que se ocupen de eso en la reunión del próximo día 21", ha asegurado el regidor, quien ha apuntado que el encuentro del jueves se encara "con el deseo de ver toda la historia", apuntando que "hay que remontarse un poco al momento inicial, al compromiso nuestro, los compromisos que la Junta y la concesionaria van adoptando no contando con el Ayuntamiento", entre otras cuestiones.

De la Torre ha afirmado en declaraciones a los periodistas que tras el acuerdo de la pasada semana "se dijo que el resto de temas, como la adenda, la idea era tenerla vista, discutida y para ser aprobada antes de que empezara a funcionar el metro". Así, ha señalado que "no hay ninguna presión en el tiempo", aunque ha indicado que, no obstante, eso "no quiere decir que no tengamos el deseo de que queden despejadas las cosas cuanto antes".

"Igual que antes teníamos una presión porque si no se llegaba a un acuerdo entraba el metro en crisis y había hasta el riesgo de que no funcionara durante muchos años, no existe ese panorama y tenemos la serenidad necesaria para verlo con seguridad, que es lo importante", ha destacado, deseando "que sea satisfactorio para todos" e incidiendo en que se tenga en cuenta "el enorme servicio que el Ayuntamiento ha hecho para que el metro pueda ser viable en los próximos meses".

Consulta aquí más noticias de Málaga.