La consellera de Familia y Servicios Sociales, Sandra Fernández, ha asegurado que "en estos tiempos de crisis de valores donde todos vamos a un ritmo frenético es más necesario que nunca crear nuevos ambientes en la educación y promover las relaciones entre padres e hijos".

Fernández se ha expresado así en la inauguración del curso sobre Violencia Filio-Parental que impartirá la Escuela Vasco-Navarra de Terapia Familiar que ha tenido lugar este lunes.

Así, la Dirección General de Familia y Menores será la encargada de organizar las jornadas de formación que se impartirán en el Centro Flassaders los días 18, 19 y 20 de noviembre, y el 2 y 3 de diciembre.

El curso estaba previsto para 35 asistentes, pero debido al interés suscitado entre profesionales se han tenido que ampliar las plazas y se han superado las 60 inscripciones, según han destacado desde el Govern.

Según los técnicos de la Dirección general, en los últimos años se ha dado un crecimiento exponencial de la violencia filio-parental (VFP), que se ha hecho visible tanto por el aumento de denuncias interpuestas por los padres y madres, como por el aumento de las solicitudes de atención en los servicios psicosociales, sanitarios y judiciales.

Se trata del segundo año consecutivo que se organiza esta actividad, que responde a la necesidad de formar los profesionales ante un problema que se ha incrementado en los últimos tiempos y que tiene como objetivo evitar que, en un plazo mediano o largo, estas situaciones puedan derivar en problemas judiciales.