La Factoría de Software Ibermática ha iniciado su actividad en Mérida con sesenta trabajadores, una cifra que la empresa espera aumentar durante los próximos tres años hasta alcanzar los 200 profesionales.

Una factoría que se ha inaugurado este lunes con la presencia del presidente del Gobierno de Extremadura, José Antonio Monago, el consejero de Administración Pública, Pedro Tomás Nevado-Batalla; el director general de Ibermática, José Ignacio Ruíz de Alegría; y el alcalde de Mérida, Pedro Acedo.

En su intervención, el presidente del Gobierno extremeño ha indicado que la elección de Ibermática de ubicar una de sus sedes en la región "puede sorprender a algunos que piensen que Extremadura es sólo agricultura y ganadería", pero, en su opinión, "en Extremadura hay otra realidad que quizá se desconozca, como la apuesta por las tecnologías de la información, con la presencia de importantes firmas de este sector".

Por su parte, el director general de Ibermática ha señalado que la elección de Extremadura responde a que la región cuenta con el "caldo de clutivo ideal en cuanto a facilidades y recursos" para "hacer realidad" la puesta en marcha de la fábrica, que actualmente cuenta con sesenta profesionales, de los cuales veintiseis han tenido acceso a su primer empleo en esta empresa.

Allanar el camino

José Antonio Monago ha celebrado en su intervención los 60 empleos que ha creado esta factoría, a la que ha ofrecido la "colaboración del Gobierno extremeño para impulsar la empresa en la Comunidad Autónoma como se ha hecho hasta ahora".

En este sentido, Monago ha explicado que la "cercanía de la Aministración" hacia las nuevas empresas que deseen instalarse en la región y su "preocupación para allanarles el camino" es uno de los cuatro "grandes factores que definen la ventaja competitiva" de Extremadura frente a otras Comunidades Autónomas.

También ha valorado los "buenos profesionales procedentes de la Universidad de Extremadura", así como los "competitivos costes laborales" como factores de atractivo de la región, además del hecho de que Extremadura continúe siendo "región conocida como Objetivo 1", lo cual permitirá a la región disponer de fondos europeos "para seguir profundizando en la estrategia centrada en el emprendimiento y la innovación".

La ubicación de Ibermática en Extremadura es, a su juicio, "una prueba más de que Extremadura es una tierra de oportunidades y realidades", y ha recordado que "los datos así lo avalan".

En este sentido, ha destacado que el hecho de que Extremadura sea la comunidad con menor déficit en la actualidad, ha "dado una imagen de seriedad a la Comunidad Autónoma", así como a los datos aportados por los servicios de estudios de la banca nacional e internacional, que "hablan de una senda de crecimiento de la economía extremeña para el próximo 2014, y citan a Extremadura como la región del sur de Europa más atractiva para invertir".

La Factoría de Software Ibermática lleva cuarenta años desarrollando su actividad en tecnologías de la información y la comunicación, y tiene presencia en nueve países, principalmente en España.

Cuenta con veinte centros operativos en funcionamiento que dan empleo a 3.300 personas, y con un volumen de facturación de 250 millones de euros durante el pasado año 2012, año en el que obtuvo unos beneficios de más de siete millones de euros.

Consulta aquí más noticias de Badajoz.