Los fabricantes turcos regalan doce pares de calcetines al presidente del Banco Mundial

  • Los fabricantes de calcetines turcos han sido los primeros en aprovechar el desliz de Wolfowitz al mostrar a todo el mundo sus calcetines agujereados.
  • Aseguran que los que llevaba el Presidente del Banco Mundial eran chinos y que eso no le hubiera pasado si hubiera llevado los que ahora le regalan.
Paul Wolfowitz mira hacia abajo mientras se descalza antes de entrar en la mezquita de Selimeye, Turquía.
Paul Wolfowitz mira hacia abajo mientras se descalza antes de entrar en la mezquita de Selimeye, Turquía.
EFE
Parecía seguro que el presidente del Banco Mundial, Paul Wolfowitz, no tendría que esperar mucho para recibir unos calcetines de regalo, después de
aparecer con los suyos agujerados al visitar la mezquita de Selimiye , en la ciudad de Edirne, al oeste de Turquía, durante una visita de dos días a este país.

Precisamente han sido los fabricantes turcos quienes han agasajado a Wolfowitz, que gana unos 300.000 euros al año , con "una docena de pares de calcetines turcos de buena calidad", según ha informado hoy la agencia semi-oficial turca Anatolia.

Según el vicepresidente de la Asociación de Productores de Calcetines de Turquía CSD, Umit Ozuren, Wolfowitz llevaba calcetines de procedencia china y se mostró convencido de que "no habría tenido problemas de este tipo si hubiera llevado un producto turco".

Ozuren afirmó que Wolfowitz y otros altos cargos podrían evitar semejantes escenas penosas si aumentase el consumo de calcetines turcos en EEUU.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento