Las precipitaciones, muchas de ellas en forma de nieve, el frío y el viento se mantendrán a lo largo de toda la semana, debido a la entrada fría del norte que llegará a su máximo el miércoles, cuando las máximas no llegarán a los 10 grados centígrados en numerosos puntos de la mitad norte peninsular, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

Así, el portavoz de la AEMET, Fermín Elizaga, ha explicado a Europa Press que "lo más importante" es que continuarán la lluvia, la nieve y el frío, sobre todo en el norte peninsular y en Baleares, mientras que "el mejor" tiempo, con menos lluvias y con carácter más soleado lo disfrutarán en el suroeste peninsular.

"Continuamos con lluvia y frío en toda España sobre todo en el norte y este peninsular. El mejor tiempo, con menos nubes y más soleado, estará en el suroeste peninsular", ha resumido.

Concretamente, ha dicho que ese lunes se esperan precipitaciones persistentes en Cataluña y en otras zonas del este, como en Baleares y serán en forma de nieve por encima de 1.200 metros de altura y de 1.400 metros de altura en Pirineos. En cuanto a las temperaturas, subirán este lunes en el suroeste y en el resto se mantendrán sin cambios o quizá algo más altas.

Además, a partir de este martes comenzará un nuevo periodo de frío y nieve y bajarán las temperaturas por el norte peninsular. "Habrá una entrada de norte muy clara, que bajará la cota de nieve hasta los 600 metros de altura en el norte peninsular", ha explicado.

Asimismo, las precipitaciones afectarán a toda la mitad norte peninsular y, sobre todo, al tercio norte y Baleares. Concretamente podrán ser fuertes mañana en algunas zonas de Cataluña y Baleares y persistentes y continuas en Pirineos y todo el cantábrico.

Viento muy fuerte en aragón y cataluña

Elizaga ha añadido que la cota de nieve irá bajando y que se esperan vientos fuertes en el extremo norte, Baleares, y viento de cierzo con rachas fuertes o muy fuertes en el valle del Ebro.

Igualmente, ha dicho que también nevará en los sistemas Central e Ibérico, aunque en estas zonas la cota de nieve se situará en 1.000 metros de altura.

Respecto al miércoles, el portavoz de la AEMET ha adelantado que se mantendrá la situación meteorológica pero ha apuntado que ese será el día más frío, ya que las heladas afectarán a gran parte de la meseta norte y en el centro de España. La cota de nieve podrá bajar, puntualmente, hasta los 300 o 400 metros.

Concretamente, se esperan temperaturas mínimas por debajo de los cero grados centígrados en la Comunidad de Madrid y en las dos Castillas, así como heladas fuertes en la cordillera cantábrica y en Pirineos.

En cuanto a las máximas, ha apuntado que se situarán entre 6 y 8 grados centígrados en la meseta norte, llegarán a unos 10 grados de máxima en Madrid y Castilla-La Mancha y que en algunos puntos de la mitad norte no superarán los 5 grados centígrados.

De cara al jueves, ha añadido que los termómetros tenderán a subir ligeramente, por lo que las heladas serán menos intensas y el viernes subirán prácticamente en todas las zonas. Sin embargo, se mantendrán las precipitaciones fuertes y persistente en todo el norte, este y Baleares.

Las precipitaciones en forma de nieve se producirán por encima de los 800 metros en la zona centro, por lo que se esperan nevadas en la sierra de Madrid. Igualmente, también bajará la cota de nieve en Baleares hasta los 1.000 metros de altura.

El portavoz de la AEMET ha añadido que los vientos fuertes con rachas de muy fuerte se mantendrán sobre todo en el nordeste y Baleares, pero sobre todo, en la desembocadura del Ebro y zonas cercanas. En el resto del país, las temperaturas seguirán siendo bajas, pero sin lluvias, aunque podrían caer algunas precipitaciones en el norte de las islas Canarias.

Por otro lado, ha adelantado que el viernes, aunque la situación aún es "bastante imprecisa", parece que el tiempo frío seguirá afectando al norte peninsular, aunque llegará una masa de aire más húmeda por el Atlántico que dejará precipitaciones en Extremadura y Andalucía.

Lluvias y mínimas

Elizaga ha precisado que este viernes se acumularon entre 70 y 80 litros por metro cuadrado en Baleares, Cantabria y en algunas zonas de Asturias. Estas precipitaciones fueron en forma de nieve por encima de 600 metros.

El sábado, en Tarragona hubo distintos puntos con precipitaciones que sumaron hasta 90 o 100 litros por metro cuadrado en 24 horas, y el domingo las precipitaciones siguieron afectando al extremo nordeste peninsular y dejaron 70 litros por metro cuadrado en Gerona. Por su parte, en Tarragona, desde el viernes hasta el domingo se han recogido más de 200 litros por metro cuadrado.

En cuanto a las temperaturas, Elizaga ha precisado que en la madrugada del sábado el mercurio bajó hasta -6,4 grados centígrados en Morón de Almazán; -6,8 grados centígrados en San Pedro Manrique; y que "prácticamente todas las capitales de provincia" de la meseta norte los termómetros se situaron entre 0 y -4 grados centígrados, como en Soria, que registró -3,3 grados centígrados y Ávila, con -1,3 grados centígrados.

Finalmente, ha apuntado que en la madrugada del domingo las temperaturas más bajas se produjeron en la meseta sur, sobre todo en Albacete, donde se llegó a -7,1 grados centígrados en Munera, y a -6,5 grados centígrados en Villanueva de los Infantes (Ciudad Real).

Consulta aquí más noticias de Murcia.