El consejero de Educación, Cultura y Deporte de la Junta de Andalucía, Luciano Alonso, ha manifestado que entiende la "indignación de padres, madres y alumnos" con la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce) y que se haya convocado una nueva jornada de huelga para este miércoles.

Este paro convocado por los estudiantes coincide con el día en el que se prevé que el Pleno del Senado dé luz verde al proyecto de ley y lo devolverá al Congreso de los Diputados para su aprobación definitiva, prevista para antes de finales de año.

Alonso ha sostenido que el ministro de Educación, José Ignacio Wert, "sólo acierta cuando rectifica" y ha recordado que se le trasladó hace unos días que la Lomce, "que no nos gusta, había roto el consenso", una ley "con 11 enmiendas a la totalidad y que ha conseguido un acuerdo sin precedentes de que cuando el PP pierda las elecciones se cambiará".

También ha roto el consenso, a juicio del consejero andaluz de Educación, con la comunidad educativa y con las autonomías puesto que "invade competencias que el Estatuto de Autonomía nos da". En este punto, ha incidido en que Andalucía "no es ajena al Estado, somos Estado" y ha lamentado que la discriminación de los alumnos "sea una realidad".

"Se rompe el principio de igualdad", ha recordado, y ha mostrado su disconformidad con los dos itinerarios "de los listos y los no tan listos" y con la segregación por sexos: "no podemos volver a la España de los 60, a la España de los claroscuros y en blanco y negro".

Ha recalcado que desde el Gobierno andaluz se trabaja "para los chavales que tengan dificultades" y se "apoya a la familia", con medidas "para ayudar a que no se abandone" el colegio. También ha criticado el sistema de evaluación planteado en la Lomce y el hecho de que "si un niño no tiene recursos, en cuanto suspenda vaya a Formación Profesional, mano de obra barata no cualificada al servicio de un sistema económico que no nos gusta".

Consulta aquí más noticias de Málaga.