El portavoz parlamentario del PPdeG, Pedro Puy, ha subrayado este lunes que los diputados no son "perfectos", sino "personas normales" que pueden equivocarse y verse obligados a "pedir disculpas", al tiempo que ha insistido en que la parlamentaria socialista Beatriz Sestayo debe una explicación pública tras su incidente con un guardia de seguridad de la Cámara por el que fue denunciada.

Tras la reunión del grupo popular, en rueda de prensa, Puy ha asegurado no tener "la percepción" de que Sestayo haya dado "ninguna explicación" y ha insistido en que sería "pertinente".

"Si alguien piensa que los diputados, empezando por uno mismo, somos personas perfectas está muy equivocado", ha reflexionado el portavoz popular, antes de esgrimir que los parlamentarios son personas "normales" y que, como tales, pueden "incurrir en errores o cometer acciones" que exijan después "pedir disculpas".

Ahora bien, Puy ha considerado que, cuando se produce un incidente como en el que se ha visto involucrada Sestayo y se producen "unas circunstancias que llaman tanto la atención" en la medida en que "no está en la misma posición un trabajador de la casa que un diputado", lo "mínimo" es que se den "explicaciones".

"Y no sé si esas explicaciones fueron dadas en la orden interna del PSOE, desde luego públicamente no", ha continuado, antes de reafirmar su convicción de que "sería bueno que se diesen".

No en vano, ha argumentado que este tipo de situaciones "con independencia de quién sea el diputado y el grupo en el que milite acaban por desprestigiar" el conjunto de la acción de los que conforman el arco parlamentario del Parlamento de Galicia, una institución en la que los populares —ha garantizado— pretenden "mantener su nivel de importancia y de prestigio social".

Consulta aquí más noticias de A Coruña.