El consejero de Salud y Servicios Sociales, José Ignacio Nieto, ha informado esta mañana de la implantación en La Rioja de un sistema pionero que permitirá a los equipos de tres unidades de soporte vital avanzado del 061 consultar en el mismo lugar donde se produzca una emergencia, la historia clínica del paciente, antes incluso de estabilizarlo, y también compartir en tiempo real la información de la asistencia con los servicios de Urgencia Hospitalaria o a la Unidad de Medicina Intensiva a donde trasladan al paciente.

El sistema asegura que toda la información quedará reflejada en Selene, accesible desde los centros de Atención Primaria, Hospital San Pedro y Fundación Hospital Calahorra y para ello, la Consejería de Salud y Servicios Sociales informatizará las unidades de soporte vital avanzado. Mañana comienza a funcionar este sistema de trabajo en el equipo de la unidad móvil de Rioja Alta, con sede en Haro; el 2 de diciembre, se implantará en la unidad de soporte vital avanzado de Rioja Media, en Logroño; y, el día 16 de diciembre, len la de Rioja Baja, con sede en Calahorra.

La posibilidad de compartir información sanitaria del paciente en el mismo lugar donde se produce una emergencia representa un trascendental salto cualitativo en la atención a la emergencia sanitaria en La Rioja, convirtiéndola en la primera comunidad autónoma en implementar este novedoso sistema, que en la actualidad funciona en países como Estados Unidos, Canadá, Reino Unido y Australia.

El sistema permite registrar al personal sanitario de la unidad móvil de emergencias la información clínica de una manera rápida e intuitiva, y en la definición de estos contenidos clínicos han participado los profesionales del 061 en La Rioja.

Para ello se cuentan con dispositivos tablets que se caracterizan principalmente por su ligereza, ergonomía y su adaptación a entornos de movilidad ya que cuenta con la certificación de su resistencia a todo tipo de condiciones climáticas.

Se trata de dispositivos totalmente sellados y desinfectados, para entornos clínicos, que garantizan la disponibilidad de datos en cualquier momento y situación gracias a su conexión 3G, permitiendo visualizar los documentos e imágenes de alta definición en el exterior gracias a una pantalla anti-reflejante.

La batería de larga duración ofrece un rendimiento aproximado de ocho horas de uso y una conectividad inalámbrica que asegura el acceso a redes móviles respondiendo a las máximas exigencias de los trabajos en cualquier ubicación.

Circuito asistencial

Cuando el Centro Coordinador del 061 registre una llamada, el equipo de la unidad de soporte vital avanzado dispondrá de manera instantánea de un aviso con los datos de cada incidente: lugar, identificación del paciente o pacientes afectados, situación de los mismos que evitan el registro manual y los problemas de comunicación que hasta ahora podían suceder.

Igualmente los datos de la incidencia podrán ser actualizados de manera inmediata por el Centro Coordinador, permitiendo en todo momento que la información disponible en el lugar del incidente sea lo más fiable y accesible posible.

La información queda registrada donde y cuando se necesita y crea un informe final completo que puede ser compartido en tiempo real con otros servicios sanitarios. Ha sido diseñado para su utilización en ambulancias por lo que está preparado para aquellas contingencias que pueden suceder en este medio como la pérdida de conectividad. Si esto ocurriera, la información se sigue almacenando en la tablet con total normalidad y en el momento en que se recupera la conexión, los datos son enviados al sistema central. De esta manera el registro de la información es independiente del estado de las conexiones.

El servicio de urgencias o la unidad de medicina intensiva (UMI) del Hospital San Pedro o los de otros centros hospitalarios, receptores del paciente, pueden visualizar en tiempo real el estado de los pacientes atendidos por las unidades de soporte vital avanzado. Para ello se ha desarrollado un panel de notificaciones dentro de la aplicación informática donde aparecen los pacientes en ruta con su identificación, edad, sexo, motivo de atención, impresión diagnóstica, tratamiento recibido e informe clínico. Esta solución basada en tecnología web es de gran utilidad para la continuidad de los cuidados del paciente cuando se encuentre en el Hospital.

Asimismo el equipo de profesionales de la unidad móvil de emergencias queda liberado de las tareas administrativas requeridas en el departamento de Admisión en Urgencias; la integración permite que los pacientes, en ruta, quedan ingresados en el aplicativo Selene de manera automática.

Una vez finalizada la asistencia, el informe clínico resultante de la atención del 061 pasa a formar parte de la historia clínica electrónica de ese paciente, quedando disponible para su consulta tanto en atención primaria como especializada y accesible por el paciente desde el portal del ciudadano.

En caso de que no sea necesario el traslado del paciente a los servicios de urgencias o que el paciente deba ser trasladado a otros hospitales fuera de La Rioja, la información de la atención puede ser igualmente compartida por los servicios de urgencias en cualquier lugar, ya que las unidades de soporte vital avanzado del 061 disponen de pequeñas impresoras térmicas que permiten imprimir el informe en el acto y disponer de él en formato papel.

La incorporación de la historia clínica electrónica en el servicio de emergencias 061 completa la implantación de la historia única en La Rioja y permite analizar mediante la explotación de datos las intervenciones llevadas a cabo, los tratamientos realizados y sus desenlaces hasta el alta en los servicios de urgencias o en el domicilio del paciente, proporcionando a la Consejería una herramienta esencial de mejora continua en la atención a los pacientes riojanos implicados en una emergencia sanitaria.

Para finalizar, Nieto ha recordado que en 2012 las UVIs móviles atendieron a 2.759 personas.

Consulta aquí más noticias de La Rioja.