La primera convocatoria del Plan de Empleo del Cabildo de Tenerife, dotada con un presupuesto de 800.000 euros, ha beneficiado a un total de 62 empresas de 21 municipios de la isla para crear 271 puestos de trabajo.

Los resultados han sido expuestos en rueda de prensa este lunes por el presidente del Cabildo, Carlos Alonso, y el consejero insular de Desarrollo Económico, Efraín Medina, quienes han destacado que se han "desbordado" las previsiones, lo que confirma, a su juicio, que esta fórmula de ceder fondos a las pequeñas y mediana empresas es la más adecuada.

De hecho, se tuvo que aumentar el importe previsto de 300.000 a 800.000 euros ante la alta demanda de empresas de la isla, ya que se registraron 249 solicitudes. Alonso ha subrayado, asimismo, que la mitad de los nuevos empleos son estables, de más de un año de duración.

Los sectores más participativos en la convocatoria son el comercio y la hostelería, aunque también están representados la asesoría, los servicios, la industria o los transportes.

En total, la media de la subvención por trabajador ronda los 3.000 euros, con un duración mínima de los contratos de tres meses. El desarrollo del plan, que es compatible con ayudas de otras administraciones, se ejecuta a través de la Fundación Insular de para la Formación y el Empleo (Fifede).

Esta primera convocatoria del Plan de Empleo se lleva a cabo con cargo a una partida presupuestaria de dos millones planteada en los presupuestos de 2013 para gastar también en 2014, hasta el punto de que habrá "flexibilidad", según ha dicho Alonso, para aumentarla dependiendo de las necesidades de las empresas de la isla.

Por ello, el próximo año habrá convocatorias cada tres meses con criterios que, incluso, pueden modificarse para adaptarse a las necesidades de las empresas, ya que hay muchas que concentran sus contratos en épocas determinadas del año. Además, podría bajar el importe de la subvención por trabajador para aumentar el número de empresas participantes.

Subvención del sce

Alonso ha anunciado también que el Cabildo mantiene abiertas otras líneas de creación de empleo directas, para prestar servicios en la corporación, pero dependerán de posibles subvenciones del Servicio Canario de Empleo (SCE), nunca con recursos propios.

Para el próximo año, el presidente tinerfeño prevé un aumento de la creación de empleo, pero no pronostica una bajada sensible del paro debido a que "sigue creciendo el número de activos pese a la crisis económica".

"La destrucción de empleo se ha ralentizado, y es bueno que haya creación de empleo aunque no baje el paro. Ya pasó en 2010 y 2011, donde se crearon en la isla más de 11.000 puestos de trabajo", ha comentado.