La Policía Nacional ha detenido a diez personas, tres de ellas españolas y siete marroquíes, y ha desarticulado un grupo organizado dedicado al tráfico de hachís en Mérida y localidades próximas, al que se le incautó 646 bellotas de esta droga.

El delegado del Gobierno en Extremadura, Germán López Iglesias, ha informado de esta operación en una rueda de prensa en la que ha estado acompañado del segundo jefe de la Policía Nacional de Extremadura, José Manuel Merino, y del comisario de Mérida, Francisco Durán.

López Iglesias ha dado a conocer que, junto al hachís, que arrojó un peso de más de 6 kilos, los efectivos se incautaron también de tres vehículos, once teléfonos móviles y más de 300 euros en efectivo, además de tres pistolas.

En concreto, el pasado 8 de noviembre se detuvo, en la Calle Benito Toresano de Mérida, a cuatro marroquíes como presuntos autores de un delito contra la salud pública tras comprobar, mediante radiografías realizadas en los servicios de Urgencias del Hospital de Mérida, que habían ingerido cuerpos extraños, posiblemente hachís. Los detenidos fueron trasladados hasta dependencias policiales, donde expulsaron 412 bellotas de hachís, con un peso de 4.100 gramos.

En una segunda fase de la operación, llevada a cabo el domingo día 10 de noviembre, se detuvo a otros seis individuos; dos de ellos ciudadanos marroquíes que transportaban en el interior de su estómago otras 234 bellotas de hachís, junto a los dos jefes de la organización y también a dos lugartenientes de éstos.

Todos los detenidos fueron puestos a disposición judicial, decretándose el ingreso en prisión de siete de ellos, mientras que los otros tres fueron puestos en libertad con cargos.

Consulta aquí más noticias de Badajoz.