Oleaje en la playa de Sant Pol de Mar
Fuerte oleaje en la playa de Sant Pol de Mar. JORDI BATALLER/ ACN

Numerosos bajos han quedado inundados esta madrugada por la lluvia en Cataluña, donde tres carreteras permanecen cortadas este lunes -por inundación, por desprendimiento y por nieve-, mientras que 92 vecinos de tres edificios de Sabadell (Barcelona) han sido evacuados por la acumulación de agua en el tejado.

Según han informado los Bombers de la Generalitat, que durante la madrugada han atendido 138 emergencias por inundaciones de bajos, para retirar árboles caídos y ayudar a personas a salir de sus vehículos atrapados, un total de 92 vecinos de tres edificios de Sabadell han sido evacuados por las goteras y la acumulación de agua en los tejados de sus viviendas. La Policía Local y los bomberos decidieron anoche que era necesario desalojar a los vecinos, 79 de los cuales han pasado la noche en casas de familiares o amigos y el resto han sido realojados en hoteles. A lo largo de esta mañana ya han podido regresar a sus casas parte de los evacuados.

La Generalitat mantiene activado el plan Inuncat porque la lluvia no remiteEn El Masnou (Barcelona), la lluvia y el viento ha derribado un muro que ha roto una cañería de gas y abollado tres automóviles estacionados en la calle. También en el barrio de Torre Baró de Barcelona, esta noche ha cedido un muro de una finca sin causar daños personales, mientras que la vía que une Cerdanyola con Badía está cortada por inundaciones.

En Sant Boi de Llobregat (Barcelona), un total de 3.355 hogares se han quedado esta madrugada sin electricidad, aunque hacia las 3 de la mañana ya han recuperado el servicio. En Tortosa (Tarragona), los bomberos han conseguido rescatar sanos y salvos a una pareja -una mujer de 22 años y un hombre de 35- que se habían quedado aislados en el refugio de la Mola, en el macizo del Caro, donde el sábado les sorprendió una nevada y les dejó incomunicados.

Esta mañana tres carreteras permanecen afectadas por la mala climatología: la GIV-6226 en Garrigàs (Girona), que está cortada por inundaciones, la C-240a entre Vilaverd y Riba (Tarragona), cortada por un desprendimiento, y la BV-4031 donde es obligatorio el uso de cadenas entre Castellar de N'Hug y La Molina.

Ante la previsión de que las lluvias y el crecimiento de los ríos continúe, la Dirección General de Protección Civil mantiene activado en fase de alerta el plan de emergencias Inuncat.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.