El subdelegado del Gobierno en Albacete, Federico Pozuelo, ha confirmado este lunes la detención, llevada a cabo por la Guardia Civil de esta provincia, de 11 personas de nacionalidad rumana que se dedicaban a robar en domicilios. Una operación en la que, ha añadido Pozuelo, han colaborado agentes de la Guardia Civil de Valencia y de la Policía Local de Benetússer (Valencia).

Según ha indicado Pozuelo en rueda de prensa, a lo largo de la operación 'Arcas', como así se ha denominado, se ha determinado que los detenidos formaban parte de una organización criminal que ha cometido, "al menos 88 robos en domicilios". Seis de ellos en la localidad albaceteña de Caudete (Albacete) y el resto en localidades de las provincias de Valencia, Alicante y Castellón.

Pozuelo ha explicado también que los arrestos de los detenidos, que tienen entre 15 y 52 años —dos de ellos son menores de edad—, se realizaron el pasado 10 de noviembre. Ha dado a conocer también que, además de los 88 actos delictivos esclarecidos, "se están investigando otros 60" que podrían también atribuírseles.

Fue el pasado mes de diciembre cuando, como consecuencia de un robo con violencia e intimidación que tuvo lugar en un domicilio de Caudete, durante el cual los propietarios fueron agredidos, se inició la investigación, que culminó el pasado día 10 con las detenciones y con dos registros domiciliarios en dos viviendas en Valencia y Benetússer y uno en un garaje de la capital del Turia.

Durante éstos, los agentes se incautaron de efectos "valorados en 50.000 euros, de varias armas y de dos vehículos" que se usaban para cometer los robos, ha señalado Pozuelo. Respecto al material robado, una parte lo vendían en mercadillos de la Comunidad Valenciana y la otra parte la mandaban, en autobuses de línea regular, a su país de origen, Rumanía.

El subdelegado del Gobierno en Albacete ha confirmado en la comparecencia que, de los arrestados, seis se encuentran en prisión provisional, entre ellos, los dos responsables de la banda, que ideaban los robos y elegían las viviendas. También ha aclarado que los robos se cometían por la noche y que, posteriormente, los objetos los escondían en algún lugar cercano, del que los recogían al día siguiente para llevarlos al garaje de Valencia.

Aparte de los cometidos en la provincia albaceteña, el resto de los robos se cometieron 56 en la provincia de Valencia, en localidades como Cheste, Chiva o Bétera, otros 21 en la provincia de Alicante, en localidades como Ibi o Cocentaina, y los nueve restantes en la provincia de Castellón, todos ellos en la localidad de Segorbe.

Consulta aquí más noticias de Albacete.