Una trabajadora en su oficina
Una trabajadora en su oficina. GTRES

Uno de cada tres hombres, es decir, el 36,1% de los trabajadores ingresó más de 2.095 euros brutos mensuales en 2012, frente al 23,4% de las mujeres, según el Decil de salarios del empleo principal publicado por el INE.

Estos datos detallan que hay más hombres que mujeres con un salario catalogado como alto y que ésta proporción ha ido en aumento desde el año 2006, en el caso de los varones, mientras que, en el de las féminas, ha decrecido. Así, el 34,7 % de los hombres accedía a los salarios más altos en 2006, mientras que en el caso de las mujeres, la tasa era del 23,7 %.

Los sectores con mayores sueldos en España son el financiero y actuario Los datos atribuyen esta desigualdad a que hay una mayor proporción de mujeres que de hombres que trabaja a tiempo parcial, con contratos temporales y en ramas de actividad menos remuneradas.

En 2012, el salario medio de los 14.300.400 trabajadores que había en España alcanzó los 1.838,9 euros mensuales, lo que supone una mejora con respecto a los 1.570,7 euros de 2006.

El 30% de estos trabajadores ganó más de 2.095 euros brutos mensuales en 2012, mientras que el 40% percibió una cuantía inferior a la citada pero superior a 1.216,1 euros y el 30% restante recibió un sueldo más bajo.

Los jóvenes concentran los salarios más bajos

El factor más importante en la determinación del salario es, sin duda, el tiempo de trabajo, de forma que los trabajadores con jornada parcial ocupan tramos de salario inferiores que los empleados a tiempo completo.

Los jóvenes ganan menos al concentrar empleos temporales o parciales y por su menor experiencia Asimismo, los trabajadores más jóvenes concentran los salarios más bajos, por la mayor incidencia de empleos temporales, parciales, y su menor antigüedad y experiencia, mientras que los de mayor edad tienen un peso relativo mayor en los sueldos más elevados, por una mayor proporción de contratos indefinidos, más antigüedad y una mayor experiencia laboral.

Los datos también concluyen que en cuanto a la formación, en general, a mayor nivel formativo mayor salario. De esta forma, más de la mitad de los titulados superiores ganaron más de 2.095 euros brutos mensuales en 2012, mientras que cuatro de cada diez personas con un nivel de estudios bajo (apenas concluida la enseñanza obligatoria) cobró menos de 1.216,1 euros brutos mensuales.

El 57% de los asalariados del sector público percibió más de 2.095 euros brutos al mes en 2012 Por ramas de actividad, en 2012 los salarios más bajos se concentraron en las actividades de los hogares (personal doméstico) y en el sector primario (agricultura, ganadería, silvicultura y pesca), mientras que los sectores con mayores sueldos son el financiero y actuario, el de suministro energético y el educativo.

En cuanto a la naturaleza del empleador, el 57,5% de los asalariados del sector público (unos 1,8 millones de personas) percibió más de 2.095 euros brutos al mes en 2012, un salario que sólo superaron el 22,5% de los trabajadores del sector privado (que, sin embargo, son unos 2,5 millones de personas).

Por comunidades autónomas, la mayor concentración de salarios elevados se observó en País Vasco (donde el 42,8 % de los trabajadores percibió más de 2.095 euros), Navarra (38,6 %) y Madrid (38,4 %).

En este estudio el Instituto Nacional de Estadística utiliza distintas encuestas ya publicadas para clasificar a los asalariados en diez tramos o deciles salariales, según criterios como nivel de estudios, sexo, o sector de actividad, sin que los resultados presenten un panorama distinto al de otras fuentes de información.