El consejero de Justicia e Interior del Gobierno andaluz, Emilio De Llera, ha defendido este lunes, después de que la juez que instruye el caso de los ERE, Mercedes Alaya, decidiera ampliar su investigación a todas las consejerías de la Junta, que la Administración autonómica hace "todo lo que tiene que hacer" y colabora "todo lo necesario" para que se conozca la verdad y ha abogado por la apertura de piezas separadas en el caso, como recoge la ley.

En una entrevista en Canal Sur, recogida por Europa Press, el consejero ha eludido valorar la evolución de la instrucción y ha recalcado que la Junta cumple con "todo lo que tiene que hacer" para "lograr la verdad, para que paguen su culpa quienes cometieron infracciones penales y para recuperar el dinero de los andaluces".

"No conozco la instrucción", ha subrayado De Llera, que sí ha dicho fiarse "mucho" de los fiscales. Al hilo de ello y, en alusión a la petición de que se divida la causa en piezas separadas, ha mantenido que "en toda instrucción compleja es útil la apertura de piezas en la medida en que sea posible, está en la ley".

Además, sobre la implicación de los sindicatos, la petición para que se ultime el esclarecimiento de los supuestos cobros ilegales y la revisión abierta por la propia Junta sobre este asunto, ha dicho que él "no es quien tiene que juzgar los sindicatos" y que el Gobierno "tiene que dedicarse a sacar a los ciudadanos de la crisis con igualdad y sin dejar a nadie atrás" y, a la vez, "dejar que la Justicia investigue esos hechos, aclare y sentencie".

Al respecto de las 124 ayudas consideradas nulas por el Consejo Consultivo, el consejero ha vuelto a defender que el Gobierno andaluz "ha hecho lo que tiene que hacer", que es incoar procedimientos de revisión de oficio y ha recordado que el Ejecutivo andaluz es el que ha pedido al Consejo Consultivo que se pronuncie al respecto "para recuperar todo el dinero que haya salido del erario público".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.