Agentes de Policía Nacional de la Comisaría de Alcázar de San Juan (Ciudad Real) ha rescatado a un anciano que se había caído en una zanja de más de tres metros de altura que transcurre paralelo a la carretera que une Alcázar de San Juan con la localidad de Villafranca de los Caballeros (Toledo).

Concretamente el pasado día 10 de noviembre, sobre las 18.24 horas, tras recibirse una llamada procedente del Servicio de Emergencias 112, comunicando que un hombre de avanzada edad había llamado a dicho Servicio, manifestando que a las 14.00 horas del día de la fecha, salió de la Residencia de Ancianos Santa Marta y se había caído a una zanja, no pudiendo especificar el lugar en concreto, ya que a esta persona se le agotado la batería del teléfono desde el cual ha efectuado la llamada.

Rápidamente se comisiona a los indicativos policiales para dar una batida a pie, debido a la inaccesibilidad de la zona, por la zona de humedales existente entre la Carretera que une Alcázar con Villafranca de los Caballeros (Toledo) y los polígonos industriales adyacentes, según ha informado la Delegación del Gobierno en nota de prensa.

Tras la intensa búsqueda a pie y recorrer diferentes arroyos de la zona, es finalmente localizado en una zanja bastante profunda, llena de maleza y aguas fecales que transcurre paralelo a la carretera que une Alcázar de San Juan con la localidad de Villafranca de los Caballeros (Toledo).

Esta persona se encontraba inmovilizada dentro de la zanja, atrapada entre la maleza, barro y las aguas fecales, en posición decúbito supino, completamente cubierto de agua y barro y con graves síntomas de hipotermia.

Los Agentes de Policía, interrogan desde lo alto de la zanja al herido, manifestándole el mismo, que no puede moverse por el golpe recibido y los dolores que padece en esos momentos al caer a la zanja, por lo que al ver que se encontraba consciente y debido al peligro que corre esta persona, toman la decisión de no esperar a los servicios de socorro y bajar al fondo de la zanja donde se encuentra el herido, mediante una cadena humana, siendo incorporado y ascendido por terraplén de unos 3 metros hasta un terreno estable.

Una vez esta persona ha sido socorrida y en terreno firme, se personan en la zona las asistencias sanitarias, haciendo una primera evaluación, manifestando a los actuantes que esta persona se encuentra estable, pero con graves síntomas de hipotermia así como que ha sufrido diversos hematomas al caer a la zanja, trasladándolo finalmente al Hospital General Mancha Centro de Alcázar de San Juan.