La Coordinadora Ecologista de Asturias ha solicitado al Ayuntamiento de Siero, tras el trámite de información pública, que cambie la ubicación para la actividad del crematorio, que inicialmente se situará en el núcleo urbano, por "los posibles perjuicios a la salud y por el rechazo social que despiertan estas actividades peligrosas".

En nota de prensa, los ecologistas han pedido este lunes el cambio a una zona que no esté próxima a la población. "Se solicita al Ayuntamiento de Siero, que corrija los graves errores de la tramitación de este proyecto y una vez subsanados, vuelva a sacar el expediente a información pública con todas las garantías de participación", han indicado.

Por otro lado, han denunciado el impacto medioambiental que el horno crematorio en el concejo. "Parece claro que al decidir la ubicación de un crematorio en una zona urbana, en la cual existe numerosa población sensible, no se han seguido unos criterios adecuados", ha incidido la Coordinadora.

Este crematorio, han informado los ecologistas, estaría ubicado a 60 metros de las viviendas, lo que supone un incumplimiento del Reglamento de Policía Sanitaria Mortuoria, que establece que este tipo de instalaciones debe ubicarse en terrenos alejados, al menos 500 metros de cualquier vivienda habitada.

Al tratarse de una actividad "molesta, insalubre y peligrosa" y encontrarse próxima a viviendas, centros de salud, centros de enseñanza y un centro deportivo, "es preciso conocer el impacto de las emisiones de las instalación al aire", ha demandado la Coordinadora. "No hemos visto ningún estudio meteorológico y de dispersión de contaminadores primarios generados en el proceso", ha incidido.

Consulta aquí más noticias de Asturias.