Momento embarazoso para Letizia
En su visita oficial a los estados de California y Floria, los Príncipes de Asturias, Felipe y Letizia, acudieron el día 15 a una planta de producción de Grifols donde la princesa atravesó un momento embarazoso. En la visita a la fábrica les acompañaron varios trabajadores de la empresa Grifols, una de las empleadas llevaba exactamente el mismo vestido que la princesa EFE

En su visita oficial a los estados de California y Floria, los Príncipes de Asturias, Felipe y Letizia, acudieron el día 15 a una planta de producción de Grifols, una empresa multinacional española especializada en el sector farmacéutico y hospitalario, donde la princesa atravesó un momento embarazoso.

En la visita a la fábrica les acompañaron varios trabajadores de la empresa Grifols, una de las empleadas llevaba exactamente el mismo vestido que la princesa, y además combinado de la misma forma con una chaqueta negra.

Sabido es por todos la afición de Letizia por el low cost: al margen de su diseñador de cabecera, Felipe Varela, ha escogido algunas veces modelos de Zara e incluso compró recientemente ropa para sus hijas en un Carrefour, según informó Vanitatis.

Sin embargo esta vez, en contra de lo que podría haberse pensado, el vestido duplicado no era precisamente un trapito de mercadillo: se trataba de un diseño estampado de Hugo Boss de seda, cuyo precio es 629 euros.

La coincidencia no queda ahí: casualmente la princesa Mary de Dinamarca lució hace unas semanas una falda de Hugo Boss con el mismo estampado. Está claro que es un 'must' esta temporada.