Pere Navarro
El primer secretario del PSC, Pere Navarro, durante la reunión extraordinaria del Consell Nacional delpartido. EFE

El primer secretario del PSC, Pere Navarro, ha asegurado este lunes que no contempla que los críticos puedan desmarcarse en el Parlament de la línea oficial del partido y votar diferente en los temas relacionados con la consulta: "No me pasa por la cabeza".  En cambio, la corriente crítica ha reconocido que sí que está estudiando romper la disciplina de voto.

En declaraciones a Catalunya Ràdio recogidas por Europa Press, ha argumentado que la posición del partido de rechazar pedir la consulta por el 150.2 de la Constitución sin un acuerdo previo con Generalitat-Estado es una decisión que el partido ha tomado democráticamente este fin de semana en el Consell Nacional y "todos" deben sentirse vinculados.

Navarro también ha negado que el partido de los socialistas catalanes se enfrente al riesgo de una "escisión" por las discrepancias entre la dirección y sus corrientes críticas, y ha dicho que, por encima de diferencias sobre el derecho a decidir, existe un proyecto social y unos valores compartidos.

El PSC es partidario de potenciar la negociación bilateral entre el Estado y la Generalitat de Cataluña de cara a un posible acuerdo para celebrar la consulta soberanista, pero sin necesidad de solicitar el traspaso de competencias en esta materia.

Advertencia de los críticos

Los dirigentes del sector crítico del PSC estudian romper la disciplina de voto en el Parlament el próximo 4 de diciembre, cuando se debatirá llevar al Congreso, sin un pacto previo con el Estado, la petición de traspaso de la competencia en referendos como vía para celebrar la consulta.

Los partidos no son un patrimonio de la dirección"El líder de la corriente Avancem, el diputado Joan Ignasi Elena, ha declarado a Rac1: "Sí, se nos pasa por la cabeza (votar diferente al PSC); a nadie se le olvida que ya lo hicimos". Elena ha hecho estas afirmaciones después de que el domingo el líder del PSC, Pere Navarro, se impusiese a las tesis de los sectores críticos del partido, a los que venció en el Consell Nacional extraordinario con el 83,5 % de los votos, con una resolución que refuerza su liderazgo y que permitirá al PSC desmarcarse del frente catalán proconsulta.

"Seremos coherentes y veremos el texto que finalmente se presenta en el Parlament y en relación a esto tomaremos la decisión", ha añadido Elena, quien cree que "en el PSC hay demasiada gente que ha encontrado la puerta de salida y deberíamos hacer esfuerzos para que la gente encontrara la puerta de entrada".

"Los partidos no son patrimonio de una dirección, de unos críticos o militantes (...), nadie es nadie para excluir y decir que sobran personas en un proyecto político", ha apuntado. A su juicio, "el PSC ha reafirmado la vocación de que no abandona la vocación de defender el derecho a decidir de Cataluña, pero nos cuesta entender que no podamos votar resoluciones que hacen una declaración en favor de poder votar".

Por su parte, el primer secretario del PSC, Pere Navarro, ha asegurado que no piensa actuar contra los miembros de los sectores críticos del partido ante un posible voto contrario en el Parlament sobre la vía para lograr una consulta soberanista.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.