Aguas de Valencia potabiliza los acuíferos con exceso de nitratos para hacerlos aptos para consumo humano

Aguas de Valencia "es la primera empresa en España que ha construido y gestiona exitosamente plantas desnitrificadoras, mediante la electrodiálisis reversible", para producir agua apta para consumo humano a partir de acuíferos con exceso de nitratos.
Javier Sanchis
Javier Sanchis
AGUAS DE VALENCIA

Aguas de Valencia "es la primera empresa en España que ha construido y gestiona exitosamente plantas desnitrificadoras, mediante la electrodiálisis reversible", para producir agua apta para consumo humano a partir de acuíferos con exceso de nitratos.

Según informa la empresa en un comunicado, así lo ha destacado el director de la Zona Sur del grupo, Javier Sanchis, en las jornadas técnicas celebradas en la feria Efiaqua, donde ha señalado que la empresa cuenta con dos instalaciones en Gandia (Valencia), la primera inaugurada en 2005, y otra en Corbera d'Ebre (Cataluña) de 2007.

Zorrilla subraya que han "conseguido ofrecer a los habitantes de ambas poblaciones un agua potable de máxima calidad, a partir de unos recursos hídricos que presentaban altas concentraciones de nitratos" y que, por este motivo, no eran aptos para el consumo humano.

La capacidad de producción diaria global de ambas plantas supera los 32.000 metros cúbicos de agua de máxima calidad. En el caso de Gandia, están dimensionadas para abastecer a una población que oscila entre los 70.000 residentes y los 250.000 habitantes en el estío, mientras que la población de Corbera d'Ebre es de 1.500 habitantes.

Según las mismas fuentes, en ambas poblaciones se determinó la conveniencia del empleo de la electrodiálisis reversible por ser "más eficiente técnica y económicamente".

El agua procedente de estas plantas se aprovecha prácticamente en su totalidad, ya que más de un 90 por ciento del agua extraída y tratada presenta una calidad idónea para el consumo humano y sólo un 8 por ciento no es apta, por su concentración de salmuera, y se destina a usos secundarios como el riego o baldeo de calles.

"niveles óptimos para consumo humano"

Desde Aguas de Valencia subrayan que la calidad del agua producida "cumple en todo momento con los parámetros que exige la legislación sanitaria actual" y se sitúa "en los niveles óptimos para consumo humano".

El proyecto llevado a cabo por la empresa solventa así un problema tradicional de muchos municipios españoles, que cuentan un agua de baja calidad que soporta unos altos niveles de sulfatos, nitratos y calcio por encima de lo permitido.

Al respecto, subrayan que el desarrollo local de esta innovadora tecnología "hace posible la recuperación de la salubridad de aguas que presenten acumulación de nitratos, fenómeno característico de zonas con intensa actividad agrícola y ganadera".

Además, Aguas de Valencia emplea otras tecnologías con mayor tradición como la ósmosis inversa, en función del grado de conductividad que registren las aguas, si es alta se emplea la ósmosis inversa y si no, la electrodiálisis.

En estos momentos, gestiona once plantas desnitrificadoras y desalobradoras en la Comunitat Valenciana y Cataluña y contribuye, de este modo, a "solucionar la falta de calidad del agua motivada por la presencia de nitratos, problema común en muchas regiones", subrayan.

Según las mismas fuentes, esta línea de negocio "ya ha dado sus frutos" pero "en los próximos años irá cobrando cada vez más relevancia, al igual que otras técnicas, conforme vayan avanzando las investigaciones actuales".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento