Miembros de la Policía Federal Agentina
Miembros de la Policía Federal Agentina EUROPA PRESS

El diputado bonaerense por Nuevo Encuentro y antiguo responsable de la Policía Aeroportuaria durante el mandato de Néstor Kirchner, Marcelo Saín, ha denunciado este jueves que "el Estado participa del narcotráfico", tal y como recoge el diario argentino 'Clarín'.  

El Estado ha incentivado, de alguna manera, el crecimiento y estructuraciónTras una semana marcada por las críticas al Gobierno por la expansión del narcotráfico en el norte del país --por parte de jueces federales y la Iglesia, entre otras instituciones--, Saín ha insistido en que "el Estado ha incentivado, de alguna manera, el crecimiento y estructuración" del narcotráfico en el país.

Durante una entrevista radiofónica, el diputado ha explicado que "gran parte del negocio (del narcotráfico) tiene su estructuración a partir de las propias policías". "Hay que asumir que las policías hacen parte del negocio del narcotráfico", ha apostillado.

Por ello, ha instado a empezar a trabajar "seriamente", primero con "una depuración dentro de la fuerza" y, en segundo lugar, "la creación de un nuevo esquema institucional policial". Saín, que también fue funcionario bonaerense en Seguridad, es el responsable del proyecto de creación de la Policía Municipal con mayor consenso parlamentario.

En defensa de la actuación popular

Por su parte, el secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, ha invitado a los jueces a ver cómo trabaja Gendarmería para controlar el narcotráfico. "No van a la frontera por miedo a las víboras o a que los bajen de un tiro", ha denunciado.

No van a la frontera por miedo a las víboras o a que los bajen de un tiroEn plena polémica por el avance del narcotráfico en Argentina, Berni ha defendido las políticas del Gobierno para controlar esta problemática y ahora apunta contra los miembros de la Corte Suprema de Justicia, que emitieron un comunicado exigiendo mayores medidas por parte del Ejecutivo.

"He invitado a la Corte para que vengan a ver cómo trabajamos pero le tienen miedo a las víboras y las arañas o terror a subirse al helicóptero y que lo bajen a tiros. Muchos hablan pero son pocos los que ponen coraje para estar en el lugar", ha sentenciado.