Un dispositivo de 144 máquinas quitanieves y 18.500 toneladas de sal, listas para la nieve

  • Para minimizar la incidencia de las nevadas en la vida ciudadana, intensificando para ello la colaboración institucional y la operatividad de recursos.
  • Uno de los objetivos prioritarios del Plan es garantizar el acceso a la Ciudad de Madrid y su Área Metropolitana a través las diferentes vías.
Sorprendente nevada en Madrid
Sorprendente nevada en Madrid
ATLAS

El Plan de Actuación ante Nevadas en la Red de Carreteras del Estado 2013-2014, que coordina la Delegación del Gobierno en Madrid, ha quedado ultimado este miércoles, tras una reunión en la que han participado representantes de todas las administraciones públicas, Guardia Civil, Tráfico, Demarcación de Carreteras, Unidad Militar de Emergencias y Agencia Estatal de Meteorología.

El operativo del Plan de Nevadas 2013-2014 en la Red de Carreteras del Estado a su paso por la Comunidad de Madrid dispone de 144 máquinas quitanieves distribuidas en 10 municipios, incluida la capital. Además, tiene en reserva gran cantidad de fundentes para la nieve, entre ellos, 18.504 toneladas de sal y 1.151.000 litros de salmuera, almacenados en silos y depósitos ubicados en 51 puntos de la región.

El objetivo es minimizar la incidencia de las nevadas en la vida ciudadana, intensificando para ello la colaboración institucional e incrementando la operatividad de los recursos materiales y humanos en los más de 900 kilómetros de la red estatal que discurren por la comunidad autónoma, ha informado el departamento que dirige Cristina Cifuentes. La Delegación del Gobierno en Madrid es el órgano competente para declarar distintas fases operativas, a partir de un previo aviso de alerta por riesgo de nevadas emitido por la Agencia Estatal de Meteorología, y que puede ser de nivel verde, amarillo, naranja o rojo, según la cantidad de nieve.

Tres fases de actuación

La Delegación declarará la Fase de Alerta cuando se haya emitido por la Agencia Española de Meteorología un boletín de aviso de nevadas de niveles rojo o naranja en la Comunidad, o un boletín de situación amarilla por nevadas en el Área Metropolitana-Henares, siendo necesario adoptar decisiones sobre el despliegue de máquinas quitanieve y esparcidoras de sal, así como el corte del tráfico pesado.

La Fase de Preemergencia será declarada cuando la nieve en la calzada haya provocado cortes en zonas de nieve habitual o esté nevando en áreas donde este fenómeno sea inhabitual. La Fase de Emergencia, por su parte, se establecerá cuando la nieve, el hielo o la existencia de vehículos atravesados en la calzada provoquen el corte del tráfico y sea necesario prestar atención a personas que hayan quedado bloqueadas en sus vehículos.

Las dirección y coordinación de las actuaciones están a cargo de la Delegación del Gobierno en Madrid, contando con un Comité Ejecutivo formado, entre otros, por el director del Centro de Gestión del Tráfico, el Jefe de la Comandancia de la Guardia Civil, el jefe del Sector de Tráfico de Madrid de la Guardia Civil, el jefe de la Demarcación de Carreteras del Estado y, en su caso, un representante de la Unidad Militar de Emergencias, cuando sea necesaria su intervención.

Puntos conflictivos

El Plan de Nevadas 2013-2014 detalla los puntos potencialmente conflictivos en la red de carreteras del Estado, señalando todos aquellos puntos situados a más de 1.000 metros de altura, entre ellos, el Puerto de Somosierra en la A-1, entre los kilómetros 84 y 96 (1.444 metros de altitud), y el Puerto del León en la A-6, entre los kilómetros 50 y 57 (1.511 metros de altitud). Uno de los objetivos prioritarios del Plan es garantizar el acceso a la Ciudad de Madrid y su Área Metropolitana a través las diferentes vías, cualquiera que sea su titularidad, así como al aeropuerto de Barajas, estaciones de ferrocarril y otras infraestructuras de transporte de carácter estratégico.

Partiendo de este criterio, se priorizará la vialidad en los anillos viarios de circunvalación M-50, M-45, M-40 y M-30, teniendo en cuenta la importancia de los polígonos industriales, sobre todo entre la M-40 y M-50. A estos efectos se estrechará la colaboración con la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de Madrid para facilitar la gestión integral de estos viarios. También se dará prioridad a las radiales de entrada y salida A-1, A-2, A-3, A-4, A-5, A-6, A-42 y M-31 de la Red de Carreteras del Estado y M-607, M-501, M-503 y M-511 de la Comunidad de Madrid.

En este caso se colaborará especialmente con el Ayuntamiento de Madrid para coordinar medidas encaminadas a mantener operativas las calles de acceso que conectan con dichas radiales. Asimismo, se tendrán en cuenta como puntos singulares desde el punto de vista de la movilidad los accesos al aeropuerto de Barajas, en concreto la M-11, M-12, M-13, M-14, M-21, M-22, M-111, A-2 y R-2.

Puntos de control

Al mismo tiempo, el Plan detalla los puntos de control para el establecimiento de restricciones a la circulación y las áreas de estacionamiento obligatorio de camiones con motivo de condiciones meteorológicas adversas.

En el primer caso, se establecen 67 puntos de control y, en el segundo, 36 áreas que suman 32.420 plazas, distribuidas en zonas estratégicas de toda la Comunidad de Madrid.

En la temporada invernal 2012-2013, la Delegación del Gobierno en Madrid activó en tres ocasiones los dispositivos previstos en el Plan de Actuación ante Nevadas, en fase de alerta, constituyéndose el 21 de enero el Centro de Coordinación.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento