El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, ha advertido este miércoles del riesgo de que se produzca en España una "fatiga reformadora" que acabe afectando a la incipiente recuperación de la economía del país.

En una conferencia en el Círculo de Economía de Barcelona, Linde ha lanzado un mensaje de moderado optimismo y ha asegurado que todos los indicadores económicos apuntan a una paulatina recuperación de la zona euro, que se afianzará en 2014 y 2015.

Linde ha descartado también que España vaya a cerrar el ejercicio de 2013 en deflación. "España no está en deflación y no hay peligro de que lo esté", ha asegurado.

Según el Instituto Nacional de Estadística, España ha registrado en octubre una caída interanual del IPC del 0,1%.

Pese a ello, Linde ha subrayado que el país acabará el año con una tasa positiva del IPC, aunque estará por debajo del 1%. "El Banco de España no tiene miedo a la deflación. No pensamos que haya riesgo en absoluto", ha remarcado Linde.