CC.OO. rechaza la sentencia "porque elude la responsabilidad política del Gobierno del Estado"

Comisiones Obreras (CC.OO.) rechaza la sentencia sobre el caso Prestige "porque elude la responsabilidad política del Gobierno del Estado" y, a su juicio, "resulta inconcebible que, once años después, la única condena esa por desobediencia".

Comisiones Obreras (CC.OO.) rechaza la sentencia sobre el caso Prestige "porque elude la responsabilidad política del Gobierno del Estado" y, a su juicio, "resulta inconcebible que, once años después, la única condena esa por desobediencia".

El sindicato explica en un comunicado que defendió en todo momento "la innegable existencia de responsabilidades, incluso de tipo penal, tanto por el accidente y la posterior marea negra como por la gestión de la situación creada por el petrolero". Por ello, la sentencia es "una mala noticia", pues de ella "no se puede extraer nada positivo".

Comisiones lamenta que, fuera del ámbito judicial, "nadie tomase nota de las valiosas lecciones que provocó la catástrofe". "Once años después, se podría repetir la situación, ya que las competencias continúan centralizadas en Madrid e incluso fue eliminado de A Coruña el centro para la prevención y la lucha contra la contaminación marina", censura.

"También falta control por satélite, a pesar de que se producen, de media, cinco vertidos contaminantes de hidrocarburos cada mes frente a las costas gallegas", advierte la organización. Por último, señala que sigue habiendo "descoordinación" en el seguimiento del tránsito marítimo, "degradación" en las condiciones de formación de las tripulaciones, "eliminación" de los ejercicios y simulacros y "un proceso de privatización de los medios de salvamento".

CC.OO. asegura que el proceso judicial terminó pero su "preocupación sobre el impacto del Prestige en el medio ambiente y en la salud continúa".

Además de insistir en la necesidad de que Galicia cuente con competencias y medios "suficientes" para prevenir nuevas catástrofes, reivindica información "clara y contrastada" sobre el estado, el tratamiento y el destino de las 900.000 toneladas de restos procedentes de la marea negra, un plan "de recuperación y repoblación" de especies de valor comercial en el litoral gallego, actuaciones de defensa de la producción gallega pesquera, marisquera y mejillonera y sistemas de control de las importaciones.

Por último, pide un seguimiento de la salud de las personas que intervinieron en los trabajos de limpieza y descontaminación, con las medidas preventivas que se precisen.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento