Diego ve "un paso en favor del Racing" que pase a manos de alguien "reconocido y localizable"

No tiene "ningún inconveniente" en reunirse con Montalvo y dice que su Gobierno seguirá defendiendo los cerca de 7 millones que debe Alí Syed
Ignacio Diego
Ignacio Diego
EUROPA PRESS

El presidente de Cantabria, Ignacio Diego, ha valorado como "una buena noticia" y "un paso en favor del Racing" el hecho de que el club pase a manos de "alguien reconocible, conocible y localizado", como Jacobo Montalvo, su anterior dueño, y no como el hasta ahora propietario, el magnate indio Ahsan Alí Syed, al que "nadie sabía dónde dirigirle un requerimiento judicial". "Hasta eso era complicado", ha apuntado.

Tras indicar que el nuevo dueño -con el que no ha hablado- tiene que explicar a los cántabros en general y a los racinguistas en particular el proyecto de futuro para el Racing, el presidente regional ha señalado que su Ejecutivo no tiene "ningún inconveniente" en reunirse con Montalvo, aunque no tomará la "iniciativa".

En este sentido, y después de recalcar que el club es una entidad "privada", ha apuntado que el Gobierno tiene "muchas cosas muchísimo más importantes a las que dedicarse". "El Racing es una más", ha apostillado Diego, para matizar que es una cuestión "muy señalada" por "muchas razones", como su tradición, historia, representatividad y el "sentimiento" de muchas personas "de todas las esquinas de Cantabria" hacia este club.

"Es una razón más de atención pero hay otras muchas por delante", ha insistido el presidente cántabro, que también ha manifestado que su Gobierno está para "escuchar e intentar colaborar" en el presente y futuro del club, para "crear condiciones favorables" y "sacarle adelante", "al igual" -ha precisado- que haría con "cualquier otra entidad deportiva".

Pero "hoy hay muchas prioridades de los ciudadanos de Cantabria antes que poner dinero de los cántabros en un club deportivo", ha insistido Ignacio Diego, antes de asegurar que el Gobierno que preside seguirá defendiendo los cerca de siete millones de euros "de todos los cántabros" que el anterior Gobierno "dejó en manos" de Alí Syed, una persona "buscada por la Interpol", ha recalcado.

Todo ello fue, como ha dicho, "por culpa" de los acuerdos firmados en enero de 2011 en Zurich por el entonces consejero de Economía, Ángel Agudo (PSOE), y "corroborados ante notario" por el titular de Deporte, Francisco Javier López Marcano (PRC).

Dichos acuerdos, que se llevaron a cabo "fuera de España" y de manera "muy oscura" a juicio de Diego, "dieron lugar a que el dinero se perdiera". Pero "ese dinero no se puede perder", ha recalcado, para asegurar que, en la medida en que puedan, van a "defenderlo" desde su Gobierno.

Los despropósitos y sus consecuencias

El presidente autonómico ha aprovechado para repasar los "despropósitos" del Gobierno de Miguel Ángel Revilla en torno al club verdiblanco y, también, las "consecuencias" de los mismos, que "han pagado el Racing y sus aficionados".

Así, ha manifestado que el anterior Ejecutivo PRC-PSOE se "quitó de encima" el club y lo puso en manos de un empresario de la construcción, de modo que cuando esta empresa se vio en una situación "complicada", el Gobierno volvió a "cerner en el Racing", -algo a lo que "se había aficionado"-, para ponerlo en manos del magnate indio.

El presidente cántabro ha respondido así en Mazcuerras a preguntas de los periodistas sobre la sentencia por la que Jacobo Montalvo recupera la propiedad del Racing al no pagar Alí Syed las acciones tras el acuerdo de compraventa rubricado en Zurich.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento