Los rebeldes de trapo, nueva pesadilla del alcalde

  • Cada vez hay más muñecos reivindicativos que persiguen a los alcaldes.
  • El último, Ruiz-Vampirón, es un chupasangre gigante que se presenta hoy.
  • Antes, le había perseguido, entre otros, un Pinocho de los antiparquímetros.
El 'Hombre Topo', una de las pesadillas de Gallardón
El 'Hombre Topo', una de las pesadillas de Gallardón
Llamar la atención como arma de protesta. Y, sobre todo, subirle los colores al alcalde de turno. Eso es lo que pretenden los muñecos nacidos en los últimos años para perseguir a los regidores de la capital, como su sombra, acto tras acto. Ya le pasó a Álvarez del Manzano; ahora es Alberto Ruiz-Gallardón quien está en su punto de mira. Y desde hoy tiene un nuevo motivo de preocupación: el Ruiz-Vampirón, un gigante que se presenta esta mañana en la plaza de la Villa.

Muñecos en lucha

Ruiz-Vampirón: Será presentado en sociedad hoy. Es un gigante de tres metros con cara de Gallardón y colmillos. «Es candidato a la Alcaldía y tendrá su propio programa electoral», dicen sus creadores, que aspiran a sacar los parquímetros de Hortaleza, Fuencarral y Carabanchel.

Pinocho y...: El célebre muñeco de madera «persigue a Gallardón en todas sus inauguraciones». Se usa como arma de presión para quitar los parquímetros, y no está solo.

... el Parquímetro: Una máquina del SER andante acompaña a Pinocho en todas sus actuaciones.

Hombre-topo: Ecologistas en Acción lo creó en 1998 para denunciar la creación de los túneles. Decía ser un madrileño del futuro cuya ciudad estaba llena de túneles.

Gallo vallecano: Durante un tiempo persiguió a Gallardón, entonces presidente regional, para que erradicara el chabolismo.

Oso antialcalde moroso: Su objeto de persecución era Manzano. Protestaba en nombre de todos los funcionarios del Ayuntamiento de Madrid por no responder a una reivindicación laboral.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento