Freedom Tower (Torre de la Libertad)
Imagen de la Freedom Tower (Torre de la Libertad), de Nueva York. EFE

La Freedom Tower de Nueva York se ha convertido en el rascacielos más alto del continente americano con sus 542 metros, por delante de la Torre Willis de Chicago, según decidió el Consejo de Edificios Altos y Hábitat Urbano (CTBUH).

El edificio neoyorquino, cuyo nombre oficial es One World Trade Center, se alza así como el más alto de América tras incluir la aguja instalada este año, y que le hace pasar de 417 metros a 542, superando de esta manera los 442 metros del rascacielos de Chicago.

El CTBUH informó también que la Torre de la Libertad es el tercer edificio más alto del mundo, sólo por detrás de la torre Burj Khalifa (Dubai), con 828 metros, y las Torres Abraj al Bait de la Meca (Arabia Saudí), con 601 metros.

Aunque a la aguja se le quitó el revestimiento, aún puede verse que es un elemento arquitectónico "Aunque a la aguja se le quitó el revestimiento, aún puede verse que es un elemento arquitectónico", dijo el director ejecutivo de CTBUH, Anthony Wood, quien añadió que la aguja de la Torre de la Libertad "no es sólo un mástil de acero del que colgar antenas parabólicas".

Las normas actuales del CTBUH indican que las antenas no se tienen en cuenta a la hora de contar la altura total, pero sí las agujas, ya que éstas se consideran elementos arquitectónicos.