La población en riesgo de pobreza o exclusión social —aquellos que disponen de menos del 60% del salario medio de la sociedad en que viven— en España representa el 28,2% del total (unas 13.000.000 de personas), según el análisis de los datos de Eurostat realizado por el Instituto de Estudios Económicos (IEE) y difundido este martes.  

La situación requiere de un plan específico inmediato contra la pobreza y la exclusión social que tienen que poner en marcha las CC AASegún explica, desde el comienzo de la crisis en 2007, la población en riesgo de pobreza o exclusión social ha aumentado levemente en los países de la Unión Europea: la media de la UE-27 ha pasado de un 24,4% en 2007 a un 25,0% en 2012.

Sin embargo, en España el incremento ha sido casi de cinco puntos porcentuales en el mismo periodo, pasando de un 23,3% de habitantes en riesgo de pobreza o exclusión al 28,2% del año 2012.

"Estamos desconcertados con estos datos. Son peores de lo que esperábamos", ha asegurado a 20minutos.es Carlos Susías, presidente de la EAPN (Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social).

"La situación requiere de un plan específico inmediato contra la pobreza y la exclusión social que tienen que poner en marcha las Comunidades Autónomas, que son las que tienen competencia en políticas sociales", ha añadido.

Para Susías, "el Gobierno de Mariano Rajoy debe liderar una estrategia encaminada a favorecer a las rentas mínimas", aunque, ha dicho, "ya ha dado el primer paso con el futuro Plan Nacional de Inclusión Social y la reforma del IRPF".

Pese a estas cifras escalofriantes, la sociedad española resiste gracias a la solidaridad de las familias. "Es un fenómeno que se da en los países del sur. En las estructuras familiares existe una enorme solidaridad, aunque estas estructuras están cada vez más debilitadas. El colchón familiar ha quedado casi destruido", ha advertido el presidente de la EAPN.

Bulgaria cuenta con la tasa más alta, casi un 50%

El Estado miembro con la tasa de pobreza más alta sigue siendo, no obstante, Bulgaria, donde casi la mitad de la población está en riesgo, seguido de Rumanía, que tiene en esta situación al 41,7% de sus habitantes.

En Letonia, Grecia, Lituania y Hungría prácticamente un tercio de la población está en riesgo de pobreza y en Italia e Irlanda roza el 30%, conforme los datos difundidos por el IEE.

Entre los países europeos con menos población en riesgo de pobreza están Alemania, Eslovenia, Francia y Dinamarca con cifras en torno al 19%. En Luxemburgo y Suecia las cifras bajan al 18% y se sitúan alrededor del 17% en Finlandia y Austria. La República Checa y los Países Bajos logran que sólo un 15% de su población esté en riesgo de pobreza o exclusión social.