El viento ha provocado la rotura de una línea eléctrica de la compañía Red Eléctrica de España junto a la subestación de Cacicedo, en Camargo, que ha caído sobre tres líneas de E.ON, una de 55 kV y las otras de 12 kV, y ha dejado a unos 3.000 clientes de algunas zonas de Santander, Camargo y Santa Cruz de Bezana sin suministro parte de la tarde de este sábado.

Según ha informado en un comunicado E.ON, el incidente se ha producido sobre las 16.27 horas y ha ocasionado retenciones de tráfico en la zona ya que dos de las líneas han caído sobre una parte de la autovía, a la altura de la subestación de Cacicedo, si bien "no se han producido daños personales o en vehículos".

Los clientes afectados pertenecían specialmente a Soto de la Marina, Cacidedo, parte de Peñacastillo y del entorno del Parque Científico y Tecnológico.

A las 18.20 horas el suministro eléctrico ya se había repuesto totalmente el servicio.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.