Steve Wozniak
Steve Wozniak, cofundador de Apple Computer junto a Steve Jobs. EFE

La regulación en la 'nube' (los servicios accesibles desde Internet) es necesaria para asegurar la protección de los usuarios y sus contenidos, ha afirmado este viernes el cofundador de Apple, Steve Wozniak, durante su intervención en el IV Congreso de Mentes Brillantes.

Cada vez se deposita más información en Internet y en la 'nube', ha señalado Wozniak, y ha explicado que los usuarios, para acceder a estos servicios, normalmente aceptan las condiciones de múltiples plataformas "casi sin leerlas" y pierden los derechos sobre sus contenidos.

Los ordenadores y los dispositivos electrónicos se están convirtiendo en fieles amigos de las personas pero todavía están lejanos de la intuición humanaPara Wozniak, ingeniero y fundador de Apple junto a Steve Jobs, la tecnología que ofrece la 'nube' es "genial", pero hace falta regularla para que las personas que la usan sean propietarias de sus contenidos y para que las compañías no puedan utilizarlos sin su consentimiento.

Ha asegurado que la tecnología, aunque evoluciona de forma constante e impredecible, cada vez será "más cercana y más humana". "Los ordenadores y los dispositivos electrónicos se están convirtiendo en fieles amigos de las personas pero todavía están lejanos de la intuición humana, solucionan problemas pero no saben cómo hacerlo, no tienen inteligencia real", ha indicado Wozniak.

Wozniak creó los ordenadores Apple I y II en los años setenta y este viernes ha confesado que mucho de lo lograron con la compañía llegó por accidente, ya que no imaginaban su expansión ni la llegada de Internet.

"Ni siquiera sabíamos si un ordenador podría llegar a almacenar una fotografía o una canción", ha explicado el ingeniero, quien también ha resaltado que Apple creció gracias a la combinación de la ingeniería informática con el "marketing".

Wozniak ha reconocido que, durante sus años de trabajo en Apple al lado de Steve Jobs, la innovación tecnológica iba de la mano con el diseño y para ambos el exterior y el interior de un producto eran igual de importantes.