Escola Valenciana cree que la catalogación del valenciano es una "maniobra" para desviar la atención del cierre de RTVV

Escola Valenciana ha considerado que la publicación en el Diari Oficial de la Comunitat Valenciana (DOCV) de la catalogación lingüística del valenciano en centros docentes de Secundaria y Bachillerato ha sido una "maniobra de humo" de la Generalitat Valenciana, que llega para "desviar" la atención informativa de otro tema, como es el desmantelamiento y cierre de RTVV, "un servicio que tiene que ser un altavoz fuerte de normalización de nuestra lengua".

Escola Valenciana ha considerado que la publicación en el Diari Oficial de la Comunitat Valenciana (DOCV) de la catalogación lingüística del valenciano en centros docentes de Secundaria y Bachillerato ha sido una "maniobra de humo" de la Generalitat Valenciana, que llega para "desviar" la atención informativa de otro tema, como es el desmantelamiento y cierre de RTVV, "un servicio que tiene que ser un altavoz fuerte de normalización de nuestra lengua".

En estos términos se ha manifestado el presidente de Escola Valenciana, Vicent Moreno, en un comunicado, sobre la aprobación publicada este viernes en el DOCV de la orden por la cual se regula la catalogación con el requisito lingüístico de valenciano de los puestos de trabajo de Secundaria, después de que se negociara en Mesa Sectorial el pasado mes de febrero.

En este sentido, Moreno ha resaltado que esperaban "desde hacía meses" la noticia, pero que esta "justamente aparece hoy, la víspera de las manifestaciones sociales contra el cierre de RTVV".

Desde Escuela Valenciana han mostrado su apoyo a las manifestaciones que se han convocado en Alicante, Castellón y Valencia este sábado para defender un servicio público básico de RTVV y para conseguir establecer un modelo "completamente distinto al existente hasta ahora", es decir, "un modelo de RTVV en valenciano, de calidad, plural y con la premisa de velar por la libertad de expresión".

"reivindicación histórica"

Aun así, el presidente de Escola Valenciana ha asegurado que la catalogación del valenciano es una "reivindicación histórica de la comunidad educativa", por lo que ha felicitado a los docentes y a las familias "que siempre han tenido claro que hacía falta la catalogación lingüística a todos los niveles educativos para asegurar la enseñanza en valenciano y de calidad del alumnado, al cual se le permite estudiar en valenciano desde Infantil hasta Bachillerato".

Para Moreno, la puesta en marcha de la catalogación "supone un paso adelante" para mejorar problemas generados en el paso del alumnado de Primaria a Secundaria, puesto que muchos alumnos que han estudiado en la escuela en valenciano "han visto hasta ahora su derecho truncado cuando pasan al instituto por carencia de oferta de enseñanza en valenciano".

Además, ha alegado que hasta ahora ha sido "habitual encontrar irregularidades" en las propias líneas en valenciano en los institutos, por el hecho que "no se contaba con suficiente profesorado" con la capacitación lingüística, o porque, en algunos casos, había docentes que se "negaban" a impartir su asignatura en valenciano en los grupos que tenían el Programa de Enseñanza en Valenciano.

Por último, Moreno ha apuntado que la oferta de enseñanza en valenciano en los institutos actualmente se sitúa en torno al 20 por ciento, mientras que en los colegios es de un 35 por ciento. "Queda mucha voluntad política para conseguir la normalidad lingüística en el sistema educativo valenciano, ahora que estamos a punto de conmemorar tres décadas de la Ley de Uso y Enseñanza del Valenciano", ha concluido.

"14

Años de retraso"

Por su parte, STEPV ha valorado "positivamente" la publicación de esta orden, porque permitirá que el alumnado de primaria que estudia en valenciano pueda "exigir la continuidad de las enseñanzas en esta lengua también en Secundaria", a pesar de que se tendrá que esperar a 2017 para exigirlo al profesorado que todavía no lo posee.

Sin embargo, ha criticado que llega con "14 años de retraso", ya que la Conselleria de Educación se comprometió a negociar esta medida con las organizaciones sindicales en 1999, tal y como recoge el acuerdo de plantillas de secundaria de aquel año, que fue derogado en 2010. Además, ha subrayado que en el cuerpo de maestros existe desde 1997 y se ha sido aplicando "con normalidad" desde entonces.

La catalogación de puestos en valenciano en secundaria significa que el profesorado funcionario de carrera tendrá que estar capacitado en esta lengua a los efectos de concursar en plazas en centros de trabajo de las comarcas valencianoparlantes, y quien no tenga la capacitación tendrá un periodo de cuatro años para poder obtenerla, según la disposición transitoria de la orden.

En este sentido, Intersindical Valenciana ha detallado que "la gran mayoría" del profesorado de Secundaria, alrededor del 90 por ciento, "tiene la capacitación en valenciano".

Por último, el sindicato ha destacado que uno de los "grandes" problemas que año tras año denuncia es que "cerca de 90.000 alumnos no pueden continuar sus estudios en valenciano, porque los puestos de trabajo no estaban catalogados", ha concluido.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento