Milagros Marcos considera a los servicios sociales un "motor económico" e invita a abordarlos con "otra mirada"

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades de la Junta de Castilla y León, Milagros Marcos, ha presentado a los servicios sociales, durante su participación en Córdoba en la XX Interparlamentaria del PP, como un "potente motor de desarrollo económico", por lo que ha invitado a que se aborden con "otra mirada".
Milagros Marcos
Milagros Marcos
EUROPA PRESS

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades de la Junta de Castilla y León, Milagros Marcos, ha presentado a los servicios sociales, durante su participación en Córdoba en la XX Interparlamentaria del PP, como un "potente motor de desarrollo económico", por lo que ha invitado a que se aborden con "otra mirada".

Según han señalado fuentes del Partido Popular en un comunicado recogido por Europa Press, la consejera castellanoeleonesa ha participado en la mesa redonda 'Buenas prácticas de gestión pública: Comunidades Autónomas prestadoras de servicios esenciales de calidad'.

Marcos ha presentado los servicios sociales como "un sector estratégico que previene conflictos sociales y que bien gestionado, puede contribuir a la salida de la crisis económica actual", ya que suponen, a su juicio un "potente motor de desarrollo económico y creación de empleo".

Ha apoyado su afirmación en estudios que señalan que de cada euro que se invierte en Servicios Sociales 0,59 retornan a la sociedad, o que "por cada millón invertido en atenciones personales se pueden crear entre 25 y 30 empleos netos, el doble por ejemplo que en el sector de la construcción (15)".

Marcos ha destacado que, por este motivo, el nuevo modelo de servicios sociales implantado en Castilla y León para garantizar la atención a los ciudadanos y la sostenibilidad del sistema, apuesta de forma firme por la profesionalización en la prestación de los servicios. Un modelo que pivota sobre "la definición de un sistema de Servicios Sociales de responsabilidad pública, coordinado con las corporaciones locales y el reconocimiento de derechos individuales de las personas".

La consejera ha destacado que con este modelo de responsabilidad pública, "todos los prestadores de servicios sociales", tanto corporaciones locales o entidades públicas o privadas financiadas total o parcialmente con fondos públicos, "forman parte de un único sistema, bajo la responsabilidad de la Junta de Castilla y León". Así, la Administración regional define los procesos de atención, criterios y contenidos de los servicios" para que cualquier castellanoleonés "resida donde resida", sea atendido con los mismos criterios.

Milagros Marcos ha matizado que la Junta "lidera", pero "el trabajo se realiza de forma absolutamente coordinada con las corporaciones locales", como ha puntualizado, antes de añadir que "se firma con estas entidades, un acuerdo de cofinanciación anual en el que se establece un reparto de funciones".

Participación del "tercer sector"

Ese diálogo y participación se hace extensivo, en Castilla y León, como ha explicado, a las entidades privadas del "tercer sector", a las que ha considerado como "piezas claves para garantizar, junto a las corporaciones locales, llevar los servicios a todo el territorio". Esta forma de trabajar, según la consejera, "está permitiendo ser más eficientes, optimizar todos los procedimientos e introducir indicadores de resultados en la gestión con el objetivo último de asegurar la calidad de los servicios".

La segunda de las claves, ha indicado, sería el reconocimiento de derechos individuales de las personas, que "garantiza poder atender a cada persona en función de sus necesidades, con una visión integral de sus problemas, reflejados en su historia social" y "ayudar a cada persona en aquello que necesita, y solo en aquello que necesita".

Esta nueva forma de entender los Servicios Sociales se aleja, ha aseverado, "de la cultura de la beneficencia y de la subvención para centrarse en dar a cada persona una respuesta personalizada, profesional y de calidad".

En este momento "la máxima prioridad para Castilla y León es atender a las personas afectadas por la crisis y evitar que caigan en la exclusión social", ha señalado Marcos, quien ha expuesto que la Comunidad ha creado una Red de Protección para las familias afectadas por la crisis, que coordina 23 programas preventivos, de atención y de empleo, y que prevé atender a más de 100.000 personas (unas 40.000 familias). "Nuevos usuarios, nuevas necesidades requieren nuevas y rápidas respuestas", ha apuntado.

El modelo de Castilla y León, por tanto, pone en práctica, según la consejera, los cuatro criterios que recomienda la Estrategia Europea de Inclusión, en referencia a la "concepción global de los problemas, aplicación integrada de los recursos, coordinación interadministrativa y participación social".

Además, ha defendido la sostenibilidad del sistema, con una gestión "eficiente y óptima" de los recursos, con un gasto por habitante en Castilla y León de 285 euros y el 1,28 por ciento del PIB, lo que la sitúa, "según los últimos informes", como la Comunidad "más eficiente y que mayor número de puestos de trabajo genera", con seis empleos por cada 1.000 habitantes.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento