El embajador de EE UU en España, James Costos.
El embajador de EE UU en España, James Costos. Kote Rodrigo / EFE

El embajador de EE UU en España, James Costos, ha lamentado hoy viernes ante el ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, "las tensiones" que el supuesto espionaje a España haya podido causar en las relaciones bilaterales y ha garantizado que su país respeta la privacidad de los españoles y su marco legal.

El Ministerio de Exteriores ha informado en un comunicado de esta reunión, en la que García-Margallo y Costos han acordado que el interés de ambos Gobiernos es "garantizar la seguridad y la lucha contra el terrorismo, así como el respeto a la privacidad de los ciudadanos y el respeto a la legalidad".

También se ha acordado que el contacto que desde que se conocieron las informaciones sobre el supuesto espionaje han mantenido los servicios de inteligencia de ambos países "sea la vía para resolver las cuestiones que queden abiertas".El interés de ambos Gobiernos es garantizar la seguridad y la lucha contra el terrorismo"

El embajador de Estados Unidos ha considerado "legítimas" las preocupaciones de los españoles ante las informaciones sobre las escuchas de EEUU en España.

Costos ha trasladado al ministro que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, "ha impartido instrucciones para realizar una revisión detallada de las actuaciones de las agencias de inteligencia".

Le ha asegurado además que esas actuaciones "se realizan en todo momento bajo un criterio de seguridad y lucha contra el terrorismo, en el marco de la colaboración entre las comunidades de inteligencia" que, en el caso de España, es el Centro Nacional de Inteligencia (CNI).

El pasado miércoles, el director del CNI, Félix Sanz Roldán, defendió ante la comisión de secretos oficiales la legalidad de las actuaciones de los servicios de inteligencia españoles e insistió en que todas las actividades que realiza el centro se ajustan a la ley.

Obama ha ordenado desclasificar documentos de la NSA

Asimismo, Costos ha informado a García-Margallo de que Obama "ha ordenado la desclasificaciones de numerosos documentos de la NSA y ha dispuesto, también, la revisión en profundidad de las capacidades de las agencias y su utilización en países aliados y amigos".

"Las decisiones que está emprendiendo el presidente Obama, las relaciones entre nuestros servicios de inteligencia y las medidas que a nivel europeo podamos realizar contribuyen a este objetivo y afianzan la confianza que debe existir entre socios y aliados", añade.

El Gobierno español transmitió en su momento al estadounidense su "seria preocupación" por las informaciones sobre el supuesto espionaje y el ministro García-Margallo aseguró desde Varsovia (Polonia) que, "de confirmarse", podrían suponer "la ruptura del clima de confianza" entre ambos países.

El Ministerio de Asuntos Exteriores convocó al embajador Costos el pasado 28 de octubre para pedirle explicaciones sobre ese supuesto espionaje.