Junta ve "una frivolidad" equiparar Concertación a "subvenciones a sindicatos y empresas", cuando "es elemento nuclear"

UGT-A y CCOO-A rechazan los presupuestos de la Junta de 2013 y anuncian movilizaciones conjuntas
Francisco Carbonero, María Jesús Montero y Francisco Fernández Sevilla
Francisco Carbonero, María Jesús Montero y Francisco Fernández Sevilla
EUROPA PRESS

La consejera de Hacienda y Administración Pública, María Jesús Montero, ha considerado "una frivolidad" que se trate la Concertación Social "desde la perspectiva de subvenciones a sindicatos y empresarios", toda vez que "es un elemento nuclear para el desarrollo económico de Andalucía".

Montero ha presentado a los sindicatos UGT-A y CCOO-A las cifras globales de los presupuestos de la Comunidad para 2014, unas cuentas que con rechazadas por ambas centrales, que anuncian movilizaciones conjuntas durante las próximas semanas.

La consejera, que valoró las aportaciones a los presupuestos que puedan hacer los sindicatos y que son "más necesarias que nunca, por lo que éstas no solo tienen derecho sino obligación de trasladar al Gobierno andaluz cuales son sus preocupaciones fundamentales", considera que las preocupaciones sindicales "coinciden con las preocupaciones de la Junta, como son la búsqueda de oportunidades de empleo, el sostenimiento del pilar del bienestar, con la sanidad, educación y dependencia, y que la clase trabajadora tenga garantizada esa igualdad".

Montero, quien aboga por que "la economía y el modelo productivo de Andalucía se sustente en unas bases que nos permitan, en el momento en que tengamos posibilidad de recuperación, estar en condiciones competitivas para que podamos apostar por sectores estratégicos", considera que todas las partes reconocen que el crecimiento en la partida de empleo "es algo positivo de este presupuesto, pero e reconoce insuficiente si solo se protagoniza desde el Gobierno andaluz", por lo que se pone de manifiesto que otras administraciones como Gobierno central y los ayuntamientos "también con sus presupuestos puedan contribuir a la generación de empleo".

La consejera ha explicado que los sindicatos les han trasladado su "malestar" por la no mejora en las condiciones retributivas de los empleados públicos, tras lo que ha reiterado el compromiso de la Junta de que "en el momento en que haya unos presupuestos de crecimiento, se restablezcan las condiciones retributivas de los empleados públicos que han perdido a lo largo de los últimos años".

Montero ha defendido las partidas del presupuesto destinadas a la Concertación Social, que son "un elemento nuclear en torno al que pivota el desarrollo económico de Andalucía". "Algunos por quitarle valor lo interpretan como dar dinero a empresarios y sindicatos, cuando la Concertación es la base del crecimiento futuro", asevera la consejera, para la que "es una frivolidad tratar la Concertación Social desde la perspectiva de las subvenciones; es mucho más importante, es una voluntad de diálogo entre los agentes sociales y el Gobierno andaluz por intentar concretar cuáles son los sectores estratégicos, cuales son las apuestas en materia de promoción de empleo y como contribuimos cada uno a que realmente los ciudadanos puedan tener mayores oportunidades".

"Hay que analizar la Concertación desde la lectura correcta", ha aseverado Montero.

Críticas sindicales

Por su parte, el secretario general de UGT-A, Francisco Fernández Sevilla, considera que las cuentas de 2014 "no se cumplen las expectativas que se debían cumplir para el próximo ejercicio porque va a ser un presupuesto que no va a mejorar en la capacidad de crecimiento económico, donde se va a mantener una reducción de los salarios de los empleados públicos y donde va a ser imposible mantener las políticas sociales y el Estado del bienestar, que ya vienen sufriendo la erosión con los diferentes presupuestos realizados en ejercicios anteriores".

"Se pone en peligro una situación que es necesario combatir para que no haya desigualdad entre los andaluces", ha agregado Fernández Sevilla, para el que este presupuesto "está mediatizado y depende en gran medida de cual es la política económica a nivel nacional y de las políticas de transferencias a las comunidades así como por la austeridad y el control del déficit que el Gobierno central impone para el conjunto de las comunidades autónomas y las demás administraciones".

Considera que "lo que corresponde a Andalucía tendría que venir en una cuantía diferente para garantizar y mantener el Estado del bienestar; estos presupuestos obedecen a la política de austeridad del Gobierno central", por lo que UGT-A cree que con estos presupuestos "tendremos dificultades para que la economía crezca y no vamos a estar de acuerdo con el mismo, a no ser que se produzcan modificaciones sustanciales en el proceso de negociación en el Parlamento".

Llamamiento a la movilización

Por su parte, el secretario general de CCOO-A, Francisco Carbonero, asegura estar en desacuerdo con estas cuentas, de forma que "aun reconociendo el esfuerzo que se hace en Andalucía para no haber privatizaciones del sector publico, especialmente en educación, sanidad o servicios sociales y dependencia, no podemos estar de acuerdo con un presupuesto que viene marcado por unas políticas erróneas del Gobierno de España en cuanto a control del déficit y que obligan a tomar medidas suponen recortes, falta de inversión para el crecimiento y con las que no estamos en absoluto de acuerdo".

"Somos conscientes de que los Presupuestos Generales del Estado y las directrices económicas del Gobierno central le atan las manos al Gobierno andaluz, por lo que pedimos a la consejera que la Junta por lo menos haga el esfuerzo por desatarse y no se pliegue a cumplir lo que dice Rajoy", ha aseverado Carbonero, quien ha anunciado la convocatoria conjunta de movilizaciones.

Así, el 12 de noviembre se concentrarán ante las sedes de la Junta en todas las provincias para protestar por los "recortes" a los empleados públicos y en contra de que "haya menos posibilidades de gastos en educación o sanidad o dependencia, a pesar de los esfuerzos en esa materia".

Además, el 24 de noviembre celebrarán movilizaciones en defensa del sistema público de pensiones y creen "impresentable" que "nos bajen las pensiones y hay recortes salariales".

Carbonero, que alerta de una "deflación que unida a la bajada del consumo pueda empeorar las cosas", ha indicado que está expectante para "ver qué sucede con la Concertación, pues firmamos un acuerdo con el Gobierno andaluz pero desde que hay nuevo consejero de Economía no sabemos nada más".

Carbonero ve "importantísimo" que "nos pongamos de acuerdo en algunas cuestiones fundamentales, como es un plan de emergencia para el empleo, donde deberían estar ayuntamientos, Gobierno andaluz y Gobierno central para resolver las emergencias de los 750.000 parado que no cobran absolutamente nada y reorientar unas políticas siendo conscientes de que el futuro no pasa por renovar los excesos que se daban en la construcción; hay que reorientar las políticas".

"Hay serios problemas en Andalucía y por ello creemos que el consenso y el diálogo es la mejor forma de aportar, y más allá del presupuesto hay que desarrollar determinadas políticas de consenso y acuerdo que deberían ser acuerdo de Estado", ha aseverado Carbonero.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento