'Canceliñas', un peligroso delincuente, es el secuestrador del médico portugués

  • La Guardia Civil lo ha buscado, hasta ahora sin éxito, en una zona del monte Aloia, en Pontevedra, por lo que ha decidido ampliar la zona de búsqueda.
  • Le acompaña un compinche luso, Álvaro Miguel dos Santos Barbosa, residente en Salceda de Caselas (Pontevedra). 
  • Ambos secuestraron este jueves por la noche en los aparcamientos de un hipermercado en Arcos de Valdevez a un médico portugués. 
El peligroso delincuente Saturnino Marcos Cerezo Cancelas, alias Canceliñas.
El peligroso delincuente Saturnino Marcos Cerezo Cancelas, alias Canceliñas.
GUARDIA CIVIL

El peligroso delincuente Saturnino Marcos Cerezo Cancelas, aliasCanceliñas, es uno de los secuestradores de un médico portugués a los que la Guardia Civil ha buscado, hasta ahora sin éxito, en una zona del monte Aloia, en Pontevedra.

Por ello, el Guardia Civil ha ampliado la zona de búsqueda y continúa con los controles aleatorios en diferentes puntos de la provincia de Pontevedra, que se extienden hasta Vigo.

Fuentes de la Guardia Civil han informado de la identidad de uno de los secuestradores y de que le acompaña un compinche luso, Álvaro Miguel dos Santos Barbosa, residente en Salceda de Caselas (Pontevedra), así como de que a Canceliñas se le relaciona con un reciente tiroteo a una pareja del municipio pontevedrés de Porriño.

Canceliñas salió de prisión hace aproximadamente un mes y, según fuentes de la investigación, lo primero que hizo fue disparar a dos personas con las que tenía cuentas pendientes.

La Guardia Civil mantiene un dispositivo para capturar a los secuestradores, que ya han obligado al médico portugués, secuestrado este jueves por la noche en los aparcamientos de un hipermercado en Arcos de Valdevez, a sacar dinero de cajeros automáticos, tal y como han podido comprobar los agentes por los extractos bancarios.

También son responsables, según fuentes de la investigación, del atraco a sendas gasolineras en Tuy y Tomiño (Pontevedra), con apenas tres días de diferencia. En ambos casos, los atracadores emplearon una moto para aproximarse y huir de las estaciones de servicio, así como una escopeta de cañones recortados para intimidar a los empleados.

El martes, última aparición

El último asalto tuvo lugar la noche del martes, cuando se llevaron la recaudación que había en caja tras intimidar a la única empleada que había en esos momentos, mientras que en el primero se apoderaron de la cartera de un trabajador antes de darse a la fuga.

Los agentes de la Guardia Civil perdieron la pista al Mercedes de alta gama que habían robado este en Portugal, el tercero en un margen de apenas unas horas, tras una persecución que comenzó este jueves por la noche en el polígono industrial de A Granxa, en Porriño.

El segundo y último contacto visual con los secuestradores tuvo lugar en las inmediaciones del monte Aloia, de ahí que la búsqueda se haya centrando en un principio en este espacio en concreto.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento