Crespo ofrece a la madre e hija de Tomares todos los recursos del Estado para su recuperación integral

La delegada del Gobierno en Andalucía, Carmen Crespo, ha expresado este viernes su "repulsa" y su "consternación" ante el caso de violencia de género registrado esta madrugada en Tomares (Sevilla), donde un hombre ha apuñalado presuntamente a su mujer, E.M.R., de 50 años, y a su hija, de 14 años, y después se ha arrojado al vacío, sin resultado de muerte en ninguno de los casos.

La delegada del Gobierno en Andalucía, Carmen Crespo, ha expresado este viernes su "repulsa" y su "consternación" ante el caso de violencia de género registrado esta madrugada en Tomares (Sevilla), donde un hombre ha apuñalado presuntamente a su mujer, E.M.R., de 50 años, y a su hija, de 14 años, y después se ha arrojado al vacío, sin resultado de muerte en ninguno de los casos.

Según una nota de la Delegación del Gobierno, de acuerdo con las primeras pesquisas policiales, no existían problemas conyugales, por lo que no se había interpuesto denuncia previa y el presunto agresor no tenía antecedentes penales. La hija, de 14 años, también resultó herida por apuñalamiento con arma blanca y el agresor se intentó autolesionar y posteriormente se arrojó al vacío por la ventana del domicilio tras detectar la presencia policial.

Según se añade, la mujer, lesionada sin resultado de muerte, se encuentra estable, a la espera de ser intervenida quirúrgicamente por lesiones en una mano, mientras que la hija presenta heridas leves. El agresor se encuentra ingresado, con custodia policial, a la espera también de intervención quirúrgica. El Juzgado de Violencia Sobre la Mujer nº 1 de Sevilla está investigando los hechos.

La delegada ha expresado su "enérgica condena" de estos hechos, en los que "nuevamente se ha visto implicada una menor", al tiempo que ha recordado a la familia que el Estado pone a disposición de las víctimas recursos asistenciales y de protección para las víctimas de la violencia de género para "su recuperación integral".

Entre estos recursos, destaca la asistencia jurídica gratuita, prestaciones económicas, dispositivos de seguridad personal (como Atempro) y pulseras telemáticas, y protección activa de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Crespo ha insistido, además, en la necesidad de denunciar, para víctimas y familiares, pues es "la llave que abre los mecanismos de prevención y los recursos de protección para las víctimas".

A este respecto, la delegada ha recordado que son muchos los casos en los que las víctimas de violencia de género no llegan a denunciar su situación.

Según la Delegación del Gobierno, en lo que va de año, en la provincia de Sevilla, el único caso de violencia de género con resultado de muerte que se ha registrado, acaecido en Écija, es significativo, pues la víctima había interpuesto denuncia previa contra el agresor, pero posteriormente la retiró. En Andalucía, el número de víctimas mortales se eleva, en lo que va de año, a nueve mujeres y dos menores, y tan sólo existió denuncia previa en el caso de Écija.

Asimismo, los datos estadísticos de denuncias por violencia de género han experimentado durante el primer semestre de 2013 en la provincia de Sevilla un ligero ascenso, al pasar de 3.173 denuncias en el primer semestre de 2012 a 3.248 en el mismo periodo de este año, siguiendo la tendencia regional, donde las denuncias pasan en este intervalo de 13.132 a 13.321, según los datos de la Delegación del Gobierno de Violencia de Género. Crespo ha afirmado, en este sentido, que "debemos seguir trabajando en esta línea" para "romper el silencio cómplice".

Conscientes de la necesidad de visualizar el fenómeno de la violencia de género, el Gobierno también contabiliza ya a las víctimas que, como consecuencia de agresiones por violencia de género, han necesitado un ingreso hospitalario durante un mínimo de 24 horas, indicativo de la gravedad de las lesiones.

En función de estos nuevos parámetros e indicadores en los registros, desde el pasado mes de enero, y contando con este último caso, diez mujeres han necesitado en Andalucía hospitalización por la gravedad de las lesiones sufridas tras una agresión, dos de ellas en Sevilla, en Tomares y La Puebla de los Infantes, respectivamente. De las diez mujeres heridas, sólo dos habían presentado denuncia previa.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento