El Tribunal Supremo ha anulado el indulto que el Gobierno concedió a un conductor 'kamikaze' condenado a 13 años de prisión por circular en sentido contrario en la AP-7, en Valencia, y causar la muerte de un joven en un accidente de tráfico.

En el avance de la resolución adoptada este jueves, tras tres jornadas consecutivas de deliberaciones, el pleno de la sala de lo contencioso-administrativo del alto tribunal ha estimado el recurso interpuesto por la familia del fallecido contra el indulto, "anulando en consecuencia el mismo", según el Supremo.

El indulto del Gobierno rompió la trayectoria normal del procedimiento, que ahora se ha subsanado La ejecución de la sentencia, que se dará a conocer en los próximos días, queda en suspenso durante tres meses, al objeto de que el Gobierno pueda, en su caso, subsanar los defectos que han motivado el fallo del Pleno de la Sala Tercera, ha informado el alto tribunal.

El recurso contra el indulto, presentado por la familia de la víctima, ha sido estudiado desde el martes a puerta cerrada por la Sala de lo Contencioso-Administrativo del tribunal, que se ha vuelto a reunir este jueves para tratar este asunto.

El abogado Agustín Ferrer, que ha defendido a la familia del joven del fallecido, ha asegurado que el indulto concedido al kamikaze que provocó la colisión "no se ajustaba a ley ni a derecho".

Ferrer ha comentado también que la decisión es un éxito para la familia, después de diez años de lucha en los tribunales. "Es una cuestión que empezó en 2003 y se consiguió que los tribunales condenaran al conductor kamikaze a 13 años", ha dicho el abogado, para agregar que "el indulto del Gobierno rompió la trayectoria normal del procedimiento, que ahora se ha subsanado con la anulación dictada por el Supremo".

Por su parte, el director de Seguridad Vial del RACE, Tomás Santa Cecilia, ha valorado la decisión del Tribunal Supremo y ha opinado que los delitos de tráfico no deben quedar impunes, ya que lo contrario sería dar "carta libre" a los conductores en la carretera.

Para el representante del RACE, los delitos contra la seguridad del tráfico, y especialmente los que tienen como resultado la muerte de alguna persona, "no deben salir inmunes porque se crea un precedente" en un ámbito, la carretera, donde cada año fallecen unas 2.000 personas.

Críticas hacia Gallardón

En diciembre de 2012 el Gobierno indultó al conductor, que causó un accidente mortal en 2003 al circular en sentido contrario en la autopista AP-7 en Polinyà del Xúquer (Valencia) y que quedó en libertad tras pagar una multa de 4.000 euros.

El conductor quedó librer tras pagar una multa de 4.000 euros

Aunque el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, defendió la medida, el titular de Interior, Jorge Fernández Díaz, señaló que "en el futuro habrá que estar más atentos" antes de acordar indultos como éste.

El presidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Gonzalo Moliner, se mostró disgustado por el indulto que, dijo, le llamaba la atención, mientras que el entonces presidente del Tribunal Constitucional (TC), Pascual Sala, consideró que el sistema de concesión de indultos a condenados por parte del Gobierno debería "cambiar" o, "por lo menos", argumentarse y explicarse.